La testigo

Zalazar, Alejandra

Nuevamente fue elegida por otra de sus amigas, ya era la quinta ocasión en que iba a ser testigo del casamiento de alguna de ellas, justo ella que tantas veces había soñado con el suyo, volvería a ver como sus sueños los cumplía otra.

Sin embargo esta vez era diferente, porque su anhelo no solamente era casarse sino también con el hombre con quien su amiga iba a unir su vida hasta que la muerte los separe, y allí surgió la idea.

Llegó al registro civil con la mirada perdida, todavía hoy no recuerda nada de lo sucedido ese día. Sólo pudo reconstruir fragmentos a través de los titulares del periódico que relataban el asesinato de una mujer luego de dar el sí, perpetrado nada más y nada menos que por la testigo, quien aún se encontraba prófuga… ¿sería ella?
Sonó el despertador. Fue solo una pesadilla. El día había llegado. La ceremonia se celebraba a las 11 hs. Contempló cómo se hicieron las 10, las 11, las 12. Secando su última lágrima se cambió y decidió irse de viaje por unos días. Y así lo hizo, feliz con la decisión tomada.

Prejuicios

Zalazar, Alejandra

Fue la peor noche de mi vida. Sentada allí en la guardia del hospital del barrio, mis ojos violetas reflejaban perfectamente la violencia a la que había sido sometida minutos antes. Un brazo fuera de su lugar daba testimonio de la agresión que se había perpetrado contra mí. Ese sería el final de una historia de amor que terminó en una pesadilla de maltrato físico y verbal. La peor humillación sin embargo no vino de parte del que a partir de ese momento sería mi ex marido. Fueron las palabras de una de las enfermeras las que se clavaron como un puñal, de los labios de esa persona de mi mismo género escuché el peor de los prejuicios…”¿viste su apariencia? Seguramente se lo merecía”. Y allí el dolor se volvió eterno…

El cuarto Rey Mago

Zalazar, Alejandra

Siempre tan escéptica, desde pequeña la ingenuidad me había abandonado, sabía de Papá Noel, de los Reyes Magos, del Ratón Pérez…

Ya nada quedaba por descubrir.

Un seis de enero dos líneas aparecieron en un test de embarazo. Parecía ser un milagro. El milagro de Reyes… un niño que trajo felicidad a mi vida y hoy tiene más de cinco años…