Entrenadores

Otero, Alejandro

Hay entrenadores defensivos, ofensivos y grises. Técnicos complicados y simples. Hay autoritarios, profesores, que enseñan con la palabra y sin el látigo, y otros que usan el látigo para gritar en vez de hablar.

Están los contragolpean y los que presionan. Están los que se paran en campo contrario y los que juegan en el mismo. Están los que esperan el error rival y los que provocan el error del contrario. Están los que a sus equipos los paran cerca de su arco; los que lo hacen en tres cuartos de cancha y los que presionan a partir de los delanteros. Están los que entienden el juego y sus equipos son cortos y los que se creen que saben y sus equipos son de 80 metros.

Están los que se la creen y los que a pesar de ser exitosos buscan no relajarse. Están los que creen que es un deporte físico y los que creen que es un deporte con pelota. Están los que creen que la pelota es más rápida que el jugador y los que piensan que el jugador es más veloz. Están los que pueblan el mediocampo de picapiedras y los que lo llenan de “jugones”. Están los que juegan con un delantero, con dos y los que juegan con un tridente.

Están los valientes, los cautelosos y los miedosos. Están los que usan la pelota parada como sistema y los que la usan como recurso. Están los entrenadores que a sus equipos les rebota el balón, los que carecen de funcionamiento colectivo y la trasladan y los que son una sinfónica y juegan a uno o dos toques. Están los que creen que este es un deporte de velocidad y otros que es un juego de velocidades.

Están los entrenadores que piensan que el jugador más rápido es el que corre y otros que es el pensante.
Y están los lectores que llevan un entrenador adentro y leen esto y se imaginan diversos directores técnicos o jugadores que encajen en cada adjetivo citado o los que simplemente lo leen sin soñar.

Humildad e ideas

Otero, Alejandro

El catalán Manuel Estiarte Duocastella es jefe de relaciones externas del FC Barcelona. Fue uno de los mejores jugadores de waterpolo de todos los tiempos. Al diario español Mundo Deportivo le contó en una entrevista…

“Antes de venir a mí me hablaba muy bien de este Barça y cuando lo agarró le parecía impresionante. Y a veces, cenando y después de haberse tomado una copita de vino, suelto y como en broma me decía que presentía algo. Esa sensación se fue consolidando con el paso de los meses, pero siempre, insisto, pensando que habría una progresión en el tiempo, no en la misma temporada (…). Me acuerdo mucho de la Copa del Rey en Mestalla. Allí me dice: `La que estamos liando, Manel´, Y en Roma pues me dijo: `¡La que hemos liado!´. Es una frase muy suya, la repite a menudo cuando ganamos, es su manera de expresar alegría, como cuando ganamos 2-6 en Madrid. Lo que pasa es que allí en Mestalla la exclamó con una profunda alegría, contemplando a tanta gente feliz, celebrando el primer título (…). Si Pep es consciente de algo, que además lo comenta a menudo cuando no hay nadie, es de lo afortunado que se siente por poder vivir esto. Incluso en Roma, en un instante de máxima grandeza, con miles de personas que te aclaman, nunca, repito para que quede muy claro, nunca se le ha escapado una expresión tipo ‘¡Soy de puta madre!’ o ‘¡Somos de puta madre!’, ni siquiera algo así como ‘¡Qué buenos somos!’ No, el mensaje de Pep va por otro lado, él dice `qué bonito es esto, qué suerte tenemos, disfrutemos de este momento´. Siempre con humildad y en un estado de ánimo próximo a estos valores más humanos y sencillos. No es una fachada, porque en esos momentos eres tú mismo, no te puedes esconder de tus sentimientos o reacciones (…). A veces comenta cómo va a enfocar un determinado asunto y me dice “Manel, yo lo veo así”. Entonces le recuerdo que a la vuelta de Soria, después de perder en el campo del Numancia el primer partido de Liga, estuvo durante dos horas mudo en el autocar. Cuando por fin abrió la boca fue para decirme que “no pensaba cambiar nada, que seguiría con sus ideas”. Y ha de ser así. Si se cree en algo firmemente se ha de llegar hasta el final, confiando en esas ideas. Te equivocarás, sí, quizá, pero no te quedará la duda. Por eso conviene matizar que él no es prepotente, sino que tiene su guión y lo sigue. Cuando me refería a tener ideas, en el caso de Pep es algo más. Cuando hace algo tiene la ventaja de que antes lo ha pensado, le ha dado vueltas, ha obtenido todala información y ha meditado todas las consecuencias en un proceso que intervienen trabajo y pasión. O sea, trabaja mucho y le pone todo su corazón. A partir de aquí lo que se obtiene es un criterio o unas ideas que ya son inamovibles, eso sí con una gran intuición. Él eso lo tiene. Bueno, lo que siempre intenta es razonar mucho. Y antes de decidir, aunque al final parezca que se deja llevar más por el instinto, lo lleva pensado todo (…). Tiene un plus, sí. Cuando hace un cambio es porque sabe muchísimo de fútbol, le pones un problema y te encuentra cuatro soluciones. Pero es verdad que detrás hay un equipo. Él lo sintetiza en tres aspectos: el trabajo intenso en el entrenamiento, once cracks que si los sustituyes salen otros que lo hacen igual y un estilo de juego que no copia a nadie. Los equipos, o los clubs, a menudo intentan copiar cómo juega éste o aquel. No este Barça, que ha tejido un estilo propio, un diseño y una estructura que Pep acaba puliendo con toque personal. Cuando él y su equipo empiezan a hablar fútbol, todos, hasta yo, le entienden: lo hacen fácil, muy didáctico. Yo sé de deporte, de vestuario, de dinámicas, pero de fútbol… aprendo porque es como ir a clase con el mejor ‘profe’ del mundo. Lo entiendes todo a la primera”.

Manuel Estiarte Duocastella publicó un libro “Todos mis hermanos” sobre sus experiencias humanas y deportivas en marzo del 2009 con prólogo de Guardiola…

…amigo desde hace más de 20 años.

Un abrazo al fútbol

Otero, Alejandro

Otro recital de la Sinfónica de Pep.

¿Qué escribir que no hice desde mayo del 2008, cuando este barco comenzaba a navegar con Guardiola de Capitán?…

¿Qué escribir de los “jugones”: Xavi e Iniesta que no haya escrito cuando España ganó la Eurocopa el año pasado?

¿Qué escribir del tridente ofensivo que componen Messi – Eto’o – Henry?. La delantera más goleadora de la historia de España con 71 goles (falta un partido de Liga) superando a 66 de Di Stéfano, Puskas y Del Sol de la temporada 1960-61 del Real Madrid.

¿Y qué escribir de Guardiola, que no haya hecho?, un crack como jugador, y ahora en su primer año de entrenador ganó los 3 títulos que jugó, pero lo más importante es la FORMA que se acerca a la perfección y con belleza.

A la vida si le ponemos arte, le descubrimos los costados que tiene ocultos. La felicidad es enorme, es un orgullo ganar una final de Champions jugando como lo hizo Barcelona, como lo viene haciendo hace un año. Defendiendo y atacando con la PELOTA. Con rotaciones, movilidad, pases cortos y largos, verticales o cambios de frente. El pase al compañero es su música.

El sistema de juego es el 4-3-3 como se jugaba hace más de 30 años. Con 2 laterales, 2 centrales; un 5, un 8 cerebro y un 10. Adelante el 7, el 9 y el 11. ¿Qué es ser moderno y antiguo en el fútbol? El fútbol no tiene épocas, solo cada entrenador decide cómo juega su equipo, dependiendo de los jugadores, pero NO de la moda del momento. ¿Hoy no está de moda el doble 5? Argentina de Maradona juega con doble 5 con Mascherano y Gago… y la selección local con Rinaudo y Bernardello. Y así lo hacen muchos equipos del mundo: 4-4-2.

Para el Barcelona, la táctica es el balón y la estrategia es la inspiración. El Barcelona juega con un 5… Este espejo es solidario. Pueden mirarse todos. ¿Qué escribir que no haya hecho antes?…

Que la sinfónica de Pep logró lo que nadie en España pudo en la historia… ganar la Liga, la Copa del Rey y la Champions en la misma temporada 2008-2009. Y todavía en agosto juega la Supercopa europea ante el campeón de la UEFA, Shaktar Donestk, y el mundial de Clubes en Tokio en diciembre.

Solo en el mundo lograron el trébol: Celtic de Glasgow (1967), Ajax de Amsterdam (1972), PSV Eindhoven (1988) y Manchester United (1999). En la historia se recuerda a equipos como el Real Madrid de Di Stefano, el Santos de Pelé, el Ajax de Rinus Michels, el Milan de Sacchi, el Barca de Cruyff, el Sao Pablo de “Tele” Santana… y el Barcelona de Guardiola se ha sumado.

Los caminos en la vida los elige cada uno, el destino entra y participa dentro del camino. Por eso esta obra de arte que Guardiola hizo del Barcelona es todo un mérito suyo. Él eligió ese camino, el mismo que le enseñaron en la Masia (residencia de los jóvenes jugadores del club), cuando llegó a los 13 años al Barcelona procedente del Gimnastic de Manresa.

Humildad e ideas

Otero, Alejandro

El catalán Manuel Estiarte Duocastella es jefe de relaciones externas del FC Barcelona. Fue uno de los mejores jugadores de waterpolo de todos los tiempos. Al diario español Mundo Deportivo le contó en una entrevista…

“Antes de venir a mí me hablaba muy bien de este Barça y cuando lo agarró le parecía impresionante. Y a veces, cenando y después de haberse tomado una copita de vino, suelto y como en broma me decía que presentía algo. Esa sensación se fue consolidando con el paso de los meses, pero siempre, insisto, pensando que habría una progresión en el tiempo, no en la misma temporada (…). Me acuerdo mucho de la Copa del Rey en Mestalla. Allí me dice: `La que estamos liando, Manel´, Y en Roma pues me dijo: `¡La que hemos liado!´. Es una frase muy suya, la repite a menudo cuando ganamos, es su manera de expresar alegría, como cuando ganamos 2-6 en Madrid. Lo que pasa es que allí en Mestalla la exclamó con una profunda alegría, contemplando a tanta gente feliz, celebrando el primer título (…). Si Pep es consciente de algo, que además lo comenta a menudo cuando no hay nadie, es de lo afortunado que se siente por poder vivir esto. Incluso en Roma, en un instante de máxima grandeza, con miles de personas que te aclaman, nunca, repito para que quede muy claro, nunca se le ha escapado una expresión tipo ‘¡Soy de puta madre!’ o ‘¡Somos de puta madre!’, ni siquiera algo así como ‘¡Qué buenos somos!’ No, el mensaje de Pep va por otro lado, él dice `qué bonito es esto, qué suerte tenemos, disfrutemos de este momento´. Siempre con humildad y en un estado de ánimo próximo a estos valores más humanos y sencillos. No es una fachada, porque en esos momentos eres tú mismo, no te puedes esconder de tus sentimientos o reacciones (…). A veces comenta cómo va a enfocar un determinado asunto y me dice “Manel, yo lo veo así”. Entonces le recuerdo que a la vuelta de Soria, después de perder en el campo del Numancia el primer partido de Liga, estuvo durante dos horas mudo en el autocar. Cuando por fin abrió la boca fue para decirme que “no pensaba cambiar nada, que seguiría con sus ideas”. Y ha de ser así. Si se cree en algo firmemente se ha de llegar hasta el final, confiando en esas ideas. Te equivocarás, sí, quizá, pero no te quedará la duda. Por eso conviene matizar que él no es prepotente, sino que tiene su guión y lo sigue. Cuando me refería a tener ideas, en el caso de Pep es algo más. Cuando hace algo tiene la ventaja de que antes lo ha pensado, le ha dado vueltas, ha obtenido todala información y ha meditado todas las consecuencias en un proceso que intervienen trabajo y pasión. O sea, trabaja mucho y le pone todo su corazón. A partir de aquí lo que se obtiene es un criterio o unas ideas que ya son inamovibles, eso sí con una gran intuición. Él eso lo tiene. Bueno, lo que siempre intenta es razonar mucho. Y antes de decidir, aunque al final parezca que se deja llevar más por el instinto, lo lleva pensado todo (…). Tiene un plus, sí. Cuando hace un cambio es porque sabe muchísimo de fútbol, le pones un problema y te encuentra cuatro soluciones. Pero es verdad que detrás hay un equipo. Él lo sintetiza en tres aspectos: el trabajo intenso en el entrenamiento, once cracks que si los sustituyes salen otros que lo hacen igual y un estilo de juego que no copia a nadie. Los equipos, o los clubs, a menudo intentan copiar cómo juega éste o aquel. No este Barça, que ha tejido un estilo propio, un diseño y una estructura que Pep acaba puliendo con toque personal. Cuando él y su equipo empiezan a hablar fútbol, todos, hasta yo, le entienden: lo hacen fácil, muy didáctico. Yo sé de deporte, de vestuario, de dinámicas, pero de fútbol… aprendo porque es como ir a clase con el mejor ‘profe’ del mundo. Lo entiendes todo a la primera”.

Manuel Estiarte Duocastella publicó un libro “Todos mis hermanos” sobre sus experiencias humanas y deportivas en marzo del 2009 con prólogo de Guardiola…

…amigo desde hace más de 20 años.

Una abrazo al fútbol

Otero, Alejandro

Otro recital de la Sinfónica de Pep.

¿Qué escribir que no hice desde mayo del 2008, cuando este barco comenzaba a navegar con Guardiola de Capitán?…

¿Qué escribir de los “jugones”: Xavi e Iniesta que no haya escrito cuando España ganó la Eurocopa el año pasado?

¿Qué escribir del tridente ofensivo que componen Messi – Eto’o – Henry?. La delantera más goleadora de la historia de España con 71 goles (falta un partido de Liga) superando a 66 de Di Stéfano, Puskas y Del Sol de la temporada 1960-61 del Real Madrid.

¿Y qué escribir de Guardiola, que no haya hecho?, un crack como jugador, y ahora en su primer año de entrenador ganó los 3 títulos que jugó, pero lo más importante es la FORMA que se acerca a la perfección y con belleza.

A la vida si le ponemos arte, le descubrimos los costados que tiene ocultos. La felicidad es enorme, es un orgullo ganar una final de Champions jugando como lo hizo Barcelona, como lo viene haciendo hace un año. Defendiendo y atacando con la PELOTA. Con rotaciones, movilidad, pases cortos y largos, verticales o cambios de frente. El pase al compañero es su música.

El sistema de juego es el 4-3-3 como se jugaba hace más de 30 años. Con 2 laterales, 2 centrales; un 5, un 8 cerebro y un 10. Adelante el 7, el 9 y el 11. ¿Qué es ser moderno y antiguo en el fútbol? El fútbol no tiene épocas, solo cada entrenador decide cómo juega su equipo, dependiendo de los jugadores, pero NO de la moda del momento. ¿Hoy no está de moda el doble 5? Argentina de Maradona juega con doble 5 con Mascherano y Gago… y la selección local con Rinaudo y Bernardello. Y así lo hacen muchos equipos del mundo: 4-4-2.

Para el Barcelona, la táctica es el balón y la estrategia es la inspiración. El Barcelona juega con un 5… Este espejo es solidario. Pueden mirarse todos. ¿Qué escribir que no haya hecho antes?…

Que la sinfónica de Pep logró lo que nadie en España pudo en la historia… ganar la Liga, la Copa del Rey y la Champions en la misma temporada 2008-2009. Y todavía en agosto juega la Supercopa europea ante el campeón de la UEFA, Shaktar Donestk, y el mundial de Clubes en Tokio en diciembre.

Solo en el mundo lograron el trébol: Celtic de Glasgow (1967), Ajax de Amsterdam (1972), PSV Eindhoven (1988) y Manchester United (1999). En la historia se recuerda a equipos como el Real Madrid de Di Stefano, el Santos de Pelé, el Ajax de Rinus Michels, el Milan de Sacchi, el Barca de Cruyff, el Sao Pablo de “Tele” Santana… y el Barcelona de Guardiola se ha sumado.

Los caminos en la vida los elige cada uno, el destino entra y participa dentro del camino. Por eso esta obra de arte que Guardiola hizo del Barcelona es todo un mérito suyo. Él eligió ese camino, el mismo que le enseñaron en la Masia (residencia de los jóvenes jugadores del club), cuando llegó a los 13 años al Barcelona procedente del Gimnastic de Manresa.

El refugio

Otero, Alejandro

Si el refugio es donde más cómodo nos sentimos, ¿ahí mismo no es el hogar donde conviven el arte y los placeres?

Si el lugar donde habitan las obligaciones bien podríamos llamarlo el calabozo, ¿no deberíamos llenarlo de espacios? Y así al refugio lo llenamos con nuestra presencia.

Si al final del camino llegamos todos, y a eso le llamamos muerte, ¿lo más aconsejable no sería transitarlo siendo fieles a nuestra alma?, porque si las personas sin ética les pesa caminar, ¿los sanos éticamente no deberían volar?