Juego del mes: El Abrazo del Ocio

el abrazo del ocio

¿Ya leíste El Abrazo del Ocio, el manual de Juegos de Palabras que escribieron Juan José Panno y Carolina Fernández? ¡Si todavía no tuviste chances de disfrutar de esta joyita de Editorial Colihue no te pierdas esta oportunidad de ganar un ejemplar! ¿Cómo? ¡Sólo tenés que pensar cuántas palabras se pueden formar con las letras del título (E-l-a-b-r-a-z-o-d-e-l-o-c-i-o) e incluir la mayor cantidad posible en un minicuento! Luego mandalo a contacto@cuentosymas.com.ar resaltando en negrita las palabras armadas. ¡Sortearemos dos libros entre todos los participantes!

Tenés tiempo hasta el 31 de este mes. Todos los cuentos recibidos serán publicados en la sección Juegos Junio 2013.

Interpretación

Carolina Fernández

Como sugirió el terapeuta de pareja, Julieta pudo reinterpretar su egocentrismo vincular y me dejó un poco de su trago ¡Tenemos futuro!

Sin título

Carolina Fernández

Aún locamente enamorado de su vecina de enfrente, negra y lustrosa como él, de maullido ronco y suave, y a pesar de saberse irresistible en sus ojazos celestes, el pobre Simón nunca se había animado a soltar el resorte de sus ancas ansiosas y apurar los seis saltos hasta la ventana, del otro lado de la calle. No había manera de hacerlo sin que una, diez, cien personas atravesaran su trayectoria. Y como todos los gatos saben, cruzarse con un humano trae mucha mala suerte.

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte V

Moreno Sanz, David
La princesa, picarona, señaló hacia la entrepierna en gesto claro de dónde debían besarla si querían despertarla.

Moreno Sanz, David
La estudiante de arquitectura se sorprendió al ver la columna jónica que escondía el profesor entre sus piernas.

Moreno Sanz, David
POSTURAS OCULTAS
El misionero perdió la fe cuando descubrió la geometría de las matemáticas concentrada en ese número 69.

Moreno Sanz, David
PINOCHO
En la cama, las damiselas a mentir le animan cuando descubren que no es la nariz lo que le crece cada vez.

Mercado, Leo
EFECTIVIDAD
Cuando le dije que quería llegar al fondo del asunto, automáticamente se sacó la ropa y abrió las piernas.

Fernández, Carolina
BELLA DURMIENTE
Cuando el décimo príncipe culminó su faena erótica sin éxito, la Reina confesó al Rey: “Viejo, para mí que ésta se está haciendo la dormida”

Fernández, Carolina
EFECTOS
La esposa de aquel actor de filmes de terror prefiere que su marido no tome Viagra; le produce un efecto sobrecogedor.

Fernández, Carolina
MANO
Ese artista tiene un arsenal de reglas y esténciles, pero para el dibujo erótico nada le resulta mejor que la mano alzada

Zárate, Omar Julio
ULISES CANSADO
Para cuando Ulises terminaba de buscar a Penélope debajo del tejido, se le habían pasado las ganas.

Zárate, Omar Julio
MINERO
El minero regresó temprano a su hogar. Al llegar, su mina estaba siendo horadada.

Zárate, Omar Julio
DESCARTE
-Vamos por el quinto- dijo ella y me descartó indecorosamente, junto a otros tres tipos.

Zárate, Omar Julio
GLOBOLOGÍA
Hastiado de las muñecas, el payaso aprovechando sus conocimientos en globología se dedicó a la zoofilia inflable.

Ficher, Henry
AMOR A DISTANCIA
El celular vibró una, dos, tres veces. “No pares, mi amor”, dijo la niña, mientras ponía el artefacto entre sus piernas.

Romagnoli, Juan
ATRACCIÓN
Cuando la azafata ingresa a la cabina, el comandante se pone en pelotas automático.

Romagnoli, Juan
DESEO
Tras hacer el amor salvajemente, toda la noche, me dijo: “¡Sos un genio!” Y me guardó de nuevo en la lámpara.

Romagnoli, Juan
EFECTO COLATERAL
Tu gusto tiene el tamaño busto para mi justo. Bueno, es que me dejaste un poco mareado.

Romagnoli, Juan
ACTO FOLLADO
¡No es lo que vos pensás! Estuvimos toda la noche sólo riéndonos a horcajadas.

Romagnoli, Juan
DOMINGOS
Arrancamos el día al galope. Por la tarde, montamos. En la noche, a seguir cabalgando. Jornadas hípicas, les decimos.

Ugalde, Héctor
TODAS LAS POSICIONES DEL KAMASUTRA
Compran el Kamasutra; deciden probar.
De frente, de lado, acostado.
Finalmente prefieren la tradicional: el libro vertical en el librero.

Ugalde, Héctor
HOY NO…
“Hoy no mi amor. No estoy de humor”.
El esposo, triste, se quita lentamente el traje de payaso…

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte II

Fernández, Carolina
ARTE
El talento de esa mujer para el sexo oral saltaba a la vista.

Fernández, Carolina
JUEGO
Viéndolo lerdo para el arranque, Eva se animó: “Juguemos a la maestra. Alumno Adán, ¡saque una hoja!”

Fernández, Carolina
DESPACITO QUE DUELE
La única que no se quejó fue Cenicienta, y el príncipe supo que había encontrado la mujer de su vida.

Mercado, Leo
SENTENCIA
Salir de vos es deshacer el amor.

Gotthelf, Eduardo
MIL Y UNA NOCHES
Aladino frotó y frotó hasta que apareció la bella genio –Dame placer –ordenó. Ella, con un mohín, le dijo –Sigue frotando.

Saura, Rubén
Ella se agachó insinuante y me mordió suavemente la puntita… dijo el enano agarrándose la nariz.

Malatesta, Silvia
LELENGUAGUAS
Aficionado al sexo oral, elegía invariablemente tartamudas, duplicaban su placer.

Malatesta, Silvia
EL PESCADOR
Desde el inicio de su relación extramatrimonial con la sirena, por una cuestión de códigos no le miente a su mujer. Jura, sin faltar a la verdad, que jamás se acostó con otra.

Malatesta, Silvia
IMPOTENCIA
Decidido a escribir su mejor relato erótico, comenzó apasionadamente con los preliminares. Su ansiedad le jugó en contra, no lo pudo acabar.

Malatesta, Silvia
ATRACCIÓN FATAL
Como a los Capuletos y Montescos, este amor me llevará a la tumba, susurró el asmático, a su voluptuosa muñeca inflable.

Neri, Carlos Alfredo
SEXO SALVAJE
Era tan naif que su idea del sexo salvaje era el Rey León y la Sirenita teniendo sexo sobre una frazada con el retrato de Walt Disney.

Neri, Carlos Alfredo
A pesar de lo propiciatorio de su estado no debe haber nada más aburrido que hacer “cucharita” con “la bella durmiente”.

Farias, Diego Hernán
MODALES
Buenos días. Por favor. Sería tan amable. Con permiso. Muchas gracias. Perdón.

Munyau, Roberto Osvaldo
DIÁLOGO ENTRE MUJERES MADURAS
– ¡Chicas…, Chicas¡ ¿Ustedes saben cuándo un hombre maduro tiene plata?
– No, ¿cuándo?
– ¡Cuando ni te mira!

Defferrari, Olga Alicia
AVÍCOLA
Tras la discusión su mujer lo mandó a la c… de la lora. Como irónica revancha esa noche él hizo el amor con la periquilla.

Defferrari, Olga Alicia
DOCENCIA
Obsesionada por los celos, la esposa del profesor le prohibió enseñar las razones trigonométricas seno y coseno.

Defferrari, Olga Alicia
TURISMO
Su novio le pidió conocer el monte de Venus, ella respondió decididamente que no le agradaban los viajes.

Defferrari, Olga Alicia
DEVOTA
En la primera cita, cuando el joven sugirió la posición del misionero, ella consintió y se hincó a rezar.

Defferrari, Olga Alicia
ADÁN Y EVA
Primero compartieron la fruta de ella y luego la de él. Los expulsaron del Paraíso.

Villanueva, Cristina
LA LÁMPARA DE LOS DESEOS
Ella frotó lo que creía que era la lámpara. El genio se desplegó a su lado y le dijo que por los deseos no se preocupara, iban a realizarse muchos más que tres.

Lecturas

Fernández, Carolina

Cuando en la Panamericana dos tipos de uniforme verde se le cruzaron haciéndole señas para que frenara, pensó en lo inoportuno de sacar a pasear a la familia con el desasosiego que se respiraba en la calle. Obedeció, no había otra. De la nada brotaron cuatro milicos, armas desenfundadas y se cubrieron detrás de su coche, disparando en dirección a la ruta. En el asiento de atrás, las nenas miraban hipnotizadas los casquillos que saltaban como chispas de las 45. Les bajó la cabeza de un empujón. “Nos usan de escudo, hijos de puta” murmuró su mujer. Un auto rojo se acercaba a toda velocidad con un ruido de avión demasiado bajo, el sonido de las cosas que están convirtiéndose en terribles. Alcanzó a ver la nuca del conductor, casi escondido tras el volante. Le disparaban con rabia. Doscientos metros más adelante se estrellaba contra un rastrojero para incendiarse despacio, mientras los milicos miraban, relajados.
A la mañana siguiente, la nena de seis años señaló un recuadro chiquito, casi perdido en la cuarta página del enorme diario. “¿Qué quiere decir “enfrentamiento”, Pá?”