Poleas y Temporada de Jabalíes en la Feria del Libro de Mar del Plata

Los textos breves dirán presente en la Feria del Libro de Mar del Plata el próximo domingo 17 de noviembre.

A las 18:30hs la escritora Giselle Aronson presentará su libro de cuentos Poleas (Textos Intrusos, 2013) junto a Carolina Bugnone y Sebastian Chilano, mientras que a las 19.30hs la escritora Gilda Manso hará lo propio con su Temporada de jabalíes (Malas Palabras Buks, 2013), acompañada de Alejo Salem y Daniel Nimes.

Ambos actos se llevarán a cabo en la Sala Adriana Ferraggine de la Carpa Ferial “30 AÑOS DE DEMOCRACIA” ubicada en la Plaza Mitre.

aronson.jpg

manso

Poleas

El viernes 27 de septiembre, a las 19 hs, la escritora Giselle Aronson presentará Poleas, su segundo libro de cuentos editado por Textos Intrusos.

El evento será en la Biblioteca de Morón (Brown 763, Buenos Aires) y contará con la participación del escritor Juan José Dimilta.

poleas-oeste

Poleas

El martes 23 de julio, a las 20:30 hs., la escritora Giselle Aronson presentará Poleas, su segundo libro de cuentos editado por Textos Intrusos.

El evento contará con la participación de Gilda Manso y Miguel Dao, y se llevatá a cabo en Funes y La Maga, Borges 1660, Plaza Serrano, CABA.

Poleas-flyer

“Cuentos para no matar y otros más inofensivos”, de Giselle Aronson

El 15 de noviembre, a las 15:30 hs., Giselle Aronson presentará su libro “Cuentos para no matar y otros más inofensivos”, en el marco de la 8va. Feria del Libro “Mar del Plata, Puerto de Lectura 2012”

El libro de Macedonia Ediciones se dará a conocer en la sala Daniel Boggio de la Carpa de la Plaza Mitre, donde contará con la participación de la escritora Gilda Manso.

Micros al Oeste. Jornada de Microficción

El sábado 27 de octubre, a las 18:30 hs., se llevará a cabo la II Jornada de Microficción “Micros al Oeste”, en la Biblioteca Municipal de Morón “Domingo Faustino Sarmiento”, Brown 763.

Leerán los escritores:
Giselle Aronson
Martín Gardella
Alexandra Jamieson Barreiro
Luis Lhooner
Gilda Manso
Ana Ojeda
Martín Palacio Gamboa
Juan José Panno
Juan Romagnoli
Fabián Vique

Entrada libre y gratuita

Solo

Aronson, Giselle

Paciente, espero mi momento. Ya mis compañeros se han marchado, uno a uno. Sólo quedo yo. Merecedor de un mismo destino inexorable, aún no sé si condenado. Sólo sé que me iré de aquí, como los demás. He sido testigo de cada partida y no habrá quién me despida.
Espero mi turno, solo, el último aquí en el tarro.

Pequeños sueños

Aronson, Giselle

Julio soñaba un país más justo, una vida mejor para los chicos de la villa que visitaba semanalmente; conocer el mar y algún día viajar en avión. Luchó por los dos primeros. Los otros, serían su mortaja: en un vuelo mortal, su cuerpo arrojado al mar.

Truco

Aronson, Giselle

A pesar de todo el poder, la fuerza y el terror, el militar no pudo evitar que ese hijo que un día había llevado a su casa, se empeñara, insistente, en leer libros de magia. Que pasara el día entero intentando aparecer cosas, como si respondiera a un legado necesario. Y que, una tarde, con un truco magistral, el hijo hiciera aparecer de su bolso, un papel que confirmaba el verdadero origen de sus genes y su necesidad de descubrir lo desaparecido.

Fonética

Aronson, Giselle

Hacía un rato ya que había llegado a El Cairo. Esta vez me tocaba sobre Santa Fe. Había tomado como costumbre alternar la ubicación de la mesa elegida. Un día buscaba lugar sobre la vidriera de Sarmiento, al próximo sobre Santa Fe.
Promediaba la escritura de mi novela y, como era mi costumbre también, la protagonista defenestraba al personaje masculino en el diálogo que en ese preciso instante estaba escribiendo: “Sos un boludo”, fueron las palabras elegidas. Cuando estampaba el punto en la frase, escuché una voz conocida. El Negro se sentó a mi lado y me aconsejó:
―Ponele “pelotudo”, no vas a comparar. Tiene otra fuerza, otra sonoridad, es una cuestión de contextura física. La diferencia la da la “t”. PeloTudo. No me vas a decir que no resulta más ofensivo.
Sonreí y se levantó:
―Me voy antes de que me vean los galanes, después van a decir que ando levantando minas desde el otro lado.
Y se fue, sin que nadie lo vea, por Sarmiento.