Sin título

Joaquín Toledo

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 Argentina fue una fiesta. De punta a punta: de Norte a Sur y de Este a Oeste, se festejó. Pero ¿nunca nos preguntamos si será cierto lo que dicen las religiones? En especial el catolicismo. No se sabe, ni se sabrá. Cada uno cree o deja de creer, aunque si existiera el Señor está claro para quién juega… No sólo tenemos al Papa, sino que en el ’86 se puso la camiseta, fue el mejor y nos dio la Copa. Esta vez, 28 años después, lo hizo nuevamente… Ahora con diferente nombre, y también levantó el tan deseado trofeo. Antes fue “D10s” y hoy: “El Messias”. Por eso más que nunca ¡“Habemus Argentina”!