¿Ganamos?

Juan Pablo Goñi Capurro

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 estaba con mi hermano en la ruta. Habíamos chocado; dos horas y no aparecía el auxilio. Del otro lado de la ruta estaba la mujer sangrante. Su esposo lloraba. Supe que el hombre terminaría odiando al fútbol, como mi hermano, que no soporta una pelota desde el mundial 78. Aunque esa vez los instrumentos quirúrgicos se los aplicaron apenas sonó el silbato del final.

Cielo y tierra

Juan Pablo Goñi Capurro

Te quiero hasta el cielo ida y vuelta, le dijo. Ella le creyó pero al llegar al cielo no halló sus rastros. Al volver a la tierra lo encontró bajo un cerezo, besando a otra.

La última vez que…

Juan Pablo Goñi Capurro

La última vez que comí tiburón, tenía demasiado gusto a bota de goma.

La última vez que vi llover, cerré los ojos. He aquí la causa de mi ceguera.

La última vez que los manzanos de su jardín dieron frutos, los gusanos resistieron el desalojo.

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte XIII

Ecram, Lito
¡FIESTA!
Su entrada fue con bombos y platillos. La encaró un maraca, pero ella quería matraca y se fue con el del pito largo.

Ecram, Lito
NUMEROS ROJOS
El 93 tomó a la 21 y le besó las 28, ella le acarició los 00 y le lamió el 27. En la casa de la quiniela hubo 20.

Ecram, Lito
SEÑAS
Cuando vi que el barbudo le guinó el ojo al canoso y éste le tiró un besito, me dio prurito eso del truco en parejas.

Ecram, Lito
SONIDO TRIPLE X
Hmmm… ¡aia!… nooo… ay, ay, ay… uuuh… ay, sí… así, así… aaaah… sí, sí, sí… ahhh…

Ecram, Lito
VIRGEN
Su padre le dijo que metiera su miembro en el agujero donde ella orinaba. Pero el joven metió su pierna en el inodoro.

Flores, Miguelángel
EL ROCE
En el mismo momento que entró, yo salía; y nos rozamos levemente. Ahora entramos y salimos sin parar.

Flores, Miguelángel
BROMA REVELADORA
Le di con la manguera, pero nunca llegué a imaginar que la ropa mojada se ciñera tanto, ni que anduviera sin ropa interior. Ni todo lo demás.

Flores, Miguelángel
MALENTENDIDO
Házmelo a lo perrito, me dijo. Pero creo que no la entendí, porque se vistió molesta cuando la olisqué.

Goñi Capurro, Juan Pablo
OBJETO SEXUAL
La mujer lo mordió y abrió las piernas ofreciendo su sexo desnudo. “Ahora mostrame lo que me gusta” –dijo. El hombre sacó su billetera.

Goñi Capurro, Juan Pablo
EXIGENTE
Él giró, satisfecho. Ella protestó, “quiero más juego previo” dijo. Él compró una consola de video juegos. No volvieron a hacer el amor.

Goñi Capurro, Juan Pablo
VELADA
Velas. Sedas cayendo al piso. Cuerpos que se acoplan. Gemidos y susurros. Los amantes se duermen vestidos antes del final de la película.

Enmascarado
INTOLERANTE
La farmacéutica de derechas, devolvió todos los condones de izquierdas.

Enmascarado
INCONGRUENCIA
Su mejor amante, nació y murió virgo.

Gibbs, María Verónica
LA NINFÓMANA
Poco importaba el sabor de su boca al besarla; eran muy machos con esa mujer que retenía en su saliva la pastillita azul.

Gibbs, María Verónica
LA PRUEBA DEL HUEVO
Si al empezar a manipularlo no siente dureza, no pierda tiempo: aún está crudo.

Gibbs, María Verónica
NOCHE 69
¡Vaya sorpresa se llevó Sherezade! Cuando entró a la habitación a continuar su relato, se encontró al rey cetro en mano.

Riba, Carlos Alberto
Mi última cita con Sonia fue un fracaso; desde que descubrió que su marido la engaña, está intratable.

Cine Braille
Conocí tu boca de miel, tus pechos turgentes, tu vientre crispado, tu jardín de ardiente delicia. Y conocí la blenorragia, será de Dios.

Party Boy
NINFOGRAMA
Búsqueda desesperada, miradas encontradas, sonrisas, charlas, besos, caricias de entrepierna, sexo: decepción. Búsqueda desesperada…

Party Boy
FINAL DE RECORRIDO
Juramento. Hiciste lo que quería, sin conocerme ni desearme, tus piernas se abrieron, mi vista en tu tanga y el subte que frenaba. Congreso.

Party Boy
3:00 AM
Y un día fueron adultos, entre jadeos y manos obscenas, a punto del clímax, frenaron su lujuria desatada y atendieron al bebé que lloraba.

Party Boy
SEQUÍA
Recorro tu cuerpo con manos ardientes, saboreo tus pechos con saliva y dientes, tu íntima humedad inunda mi dedo… y me fui en seco.

Derivaciones decisorias

Goñi Capurro, Juan Pablo

Deduje dos derivaciones del diagnóstico del doctor. Debería dosificar daiquiris; después, desembarcarían distintos dromedarios del desierto. Datos demasiado desalentadores, de difícil digestión. Descartada dicha dieta, descendí del despacho. Doce dragones doblaban desde Dorrego, desfilando. Dólares dorados derrapaban debajo del Departamento de Decretos Derogados. Dulces duraznos desafiaban dientes desafilados. Deliciosas danzarinas desnudas decían desearme. Delgados detectives, deambulando despistados, declamaban dramas descarados.
Decidí dejar de drogarme.

La jubilación de Eulogia

Goñi Capurro, Juan Pablo

– Así es Mendieta, la Eulogia se me quiere jubilar.
– ¿Y?
– Y que me va a hacer juicio por lo aportes.
– ¿Y de qué se va a jubilar?
– De ses simbol. Y dice que me va a enjuiciar por daño moral, por haberla hecho un ojeto de deseo.
– En eso tiene razón, siempre deseamos que se juera.
– Y que va a ir a la televisión pa’ denunciarme por abandono ‘e persona.
– No tenga miedo, Inodoro, ¿quién le va a creer que ‘e una persona?
– No se crea Mendieta, dice que el abogado le ve pinta ‘e mediática.
– Eso también es cierto, siempre está en el medio, ¡a metida no le gana nadie!
– Y falta lo pior, Mendieta: lo yeva a usté de testigo.
– Pfff… entonce ganamo, yo no sé hablar, ladro y listo.
– No se confíe Mendieta, ¿y si yevan tradutor?
– Uhh, lo que es la cencia… ¡Qué lo parió!