Desconcierto

Lilix

– Hola ¿está Mario?
– ¿Quién habla?
– Un amigo que hace mucho no lo ve y le gustaría saludarlo.
– Mario no existe más, se opero, ahora es María…
– ….
– ¿Quién era mamá?
– Nadie, equivocado.

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte X

Bustamante, Analía
SEXO ANALÓGICO
Apagaron los celulares y recién ahí, libres, se cogieron sin cobertura.

Lew, Sara
ENCUENTRO FORTUITO
Él tropezó y cayó sobre su sombra. Abrazó a aquella morena ardientemente, a plena luz del mediodía.

Bilbao, Daniel
VIRGEN
Pasé a buscarla. Me dijo que era virgen. Fuimos a un hotel. En el momento del éxtasis, juntó sus manos como orando, se elevó y desapareció.

Bilbao, Daniel
EXCITACIÓN
Se quitó la blusa. Me excité como un salvaje. Desde atrás la tomé por los hombros. “No te muevas -le dije- o saldrá mal la radiografía”.

Bilbao, Daniel
YOCASTA
Cuando lo supieron, Edipo le dijo “¿Qué importa, mamá, dale, seguí. . .”.

Valls Arnau, Joaquín
FALSO PERFIL
Tras cientos de mensajes cada vez más fogosos, ella le propuso quedar. Aún deseándolo, él se negó: si se veían, ella lo descubriría todo.

Valls Arnau, Joaquín
DECEPCIÓN
Nunca antes me había citado en su casa. Me prometió una sorpresa. Allí estaban, esperándome: su marido en calzoncillos y ella en camisón.

Valls Arnau, Joaquín
A CIEGAS
Era mi primera cita a ciegas. Me presenté con una corbata roja. Al poco, vi llegar a tía Patro con una blusa también roja. Eché a correr.

Rubio Consuegra,Francisco José
SERVICIO DE HABITACIONES
Me cepillé los tres en tan solo una hora. La alfombra me costó algo más.

Biedma, Salvador

Había estudiado los secretos del amor durante años imaginando el encuentro. Por fin se hundió en ella, la mujer de sus sueños, y se ahogó.

Lilix
DESEO
Amaba sus grandes pechos, cada noche deseaba dormir con su cara dentro de ellos. Ya en el ataúd nadie entendió el porqué de su asfixia…

Lilix
OLVIDO
Sus cuerpos sudados se desparramaron en la cama, en la mesa de luz el preservativo intacto los observaba.

Valls Arnau, Joaquín
PERSPECTIVAS
-Mi vida sin ti, sería un infierno -exclamó él.
-La mía sin ti, sería un paraíso -le respondió ella.

Heredero García, Rafa
MÚSICA SOBERBIA
Un nuevo flautista llegó a Hamelin y logró, tocando su instrumento, que todas las mujeres se pusieran en fila delante de él.

Heredero García, Rafa
SUEÑO CUMPLIDO
Cuando el increíble hombre menguante alcanzó el tamaño adecuado pudo, por fin, practicar espeleología con su mujer.

Pano, Mónica
SUMISA
Iba de casa al trabajo y del trabajo a su casa. ¿Con qué otro iba a serle infiel si no era con el colectivero?

Pano, Mónica
FALLIDO
En pleno acto sexual se equivocó de nombre. Ella ni siquiera se inmutó. Esa noche, casualmente, fantaseaba que era su amante…

Pano, Mónica
RELACIONES COMPLEJAS
Él era sado y ella masoquista: eran la pareja perfecta, aunque nunca pudieron dormir juntos… Él gozaba dejándola con las ganas. A ella le excitaba la espera.

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte VII

Bovio Dussin, Teresita
SOLTERONA
La tía Asunta aprendió a tocar el saxo, nunca tuvo la oportunidad de practicar el sexo.

Bovio Dussin, Teresita
TENTACIÓN
La fea comió miles de manzanas buscando a la víbora tentadora, nunca la halló.

Bovio Dussin, Teresita
CURIOSA
La curiosidad mató al gato y embarazó a la mujer.

Lilix
OBRA DE ARTE
El pene fue pincel, el cuerpo de mujer tela virgen, cuando el pintor acabó la bautizo “Orgasmo seminal”.

Chisleanschi, Beatriz
DE RECHUPETE
Lo olió, lo lamió, lo saboreó y se lo tragó. La caníbal durmió satisfecha.

Pereyra, Marina
AMOR A PRIMERA VISTA
Fue amor a primera vista y desilusión a la segunda: debajo de esa falda roja, no era Laura la que se ocultaba, sino Ramón.

Puga, Fernando Andrés
FIESTA INFANTIL
—¡Dale cuerda a mi ronroneo! ¡Hacéme girar como un trompo! ¡Remontáme en tu barrilete!
—¡Ya va! Esperá que termino de inflar la piñata.

Garrido Barrera, Laura
ANIVERSARIO DE BODA
Cuando lamía circundando su aureola y ella se estremecía entre sus brazos, el móvil le recordó que tenía cena a las ocho.

Garrido Barrera, Laura
EL PADRE DEL NOVIO
Enredando su pie en la pernera de su pantalón descubrió algo duro. Al mirarle y ver su indiferencia, comprobó su error.

Tanto va el cántaro a la fuente, que se rompe…

Lilix

El vaso cristal era el centro de las discusiones familiares, todos exigían sus derechos, la abuela los miraba preocupada. El vaso además de belleza tenía una historia y a nadie le importaba acepto a ella. Lo intento todo para lograr la armonía, solo obtuvo fracasos.
Llamo a una reunión familiar, tomo el vaso y lo estrello contra el piso junto los pedazos y los repartió, luego se acomodo en su sillón preferido, prendió la tevé, el documental sobre buitres no le pareció tan lejano.