A la final…

Lito Ecram

¡El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 ustedes no jugaron a nada y para nosotros comenzó una fiesta que duró semanas!, me dijo el sonriente moreno. Enfurecido, me subí al DeLorean y pisé el acelerador a fondo.
Al volver del viajecito lo fui a buscar.
–¡Che, negrinho! ¿Te acordás de la final del Mundial en Brasil? Ésa de los cuatro goles de Messi en el Maracaná…

Alegría nacional

Lito Ecram

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 reí, de alegría, y lloré, también de alegría. Ese día histórico marqué el gol del triunfo y fui la figura del partido. Como capitán, tuve el honor de ser el primero en alzar la Copa, de besarla y compartirla con mis compañeros. ¡Qué alegría! Por primera vez, la llevábamos a Irán.

Tristeza não tem fim, la alegría sí

Lito Ecram

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 festejé a lo grande: bailé samba con voluptuosas garotinhas, canté bossa nova a lo João Gilberto y bebí toda la caipirinha que pude y más…
Pero en el fondo sabía que tanta alegría visitante en algún momento terminaría. Justo cuando sonara la alarma del despertador.

El baile

Lito Ecram

Caro lío el de Zoilo, o Él Zócalo”, en el baile de Areco. Al borde del abrazo, el brazo de él roza la cola de la bella, la rica, la adorable Clara.

–¡Lelo! –dice ella, colorada.

Él cobra: recibe caderazo al bazo, codazo a la cara. Cae el licor.

–¡Loca! –dice él. Le da el balazo.

El cielo brilla, él llora

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte XIII

Ecram, Lito
¡FIESTA!
Su entrada fue con bombos y platillos. La encaró un maraca, pero ella quería matraca y se fue con el del pito largo.

Ecram, Lito
NUMEROS ROJOS
El 93 tomó a la 21 y le besó las 28, ella le acarició los 00 y le lamió el 27. En la casa de la quiniela hubo 20.

Ecram, Lito
SEÑAS
Cuando vi que el barbudo le guinó el ojo al canoso y éste le tiró un besito, me dio prurito eso del truco en parejas.

Ecram, Lito
SONIDO TRIPLE X
Hmmm… ¡aia!… nooo… ay, ay, ay… uuuh… ay, sí… así, así… aaaah… sí, sí, sí… ahhh…

Ecram, Lito
VIRGEN
Su padre le dijo que metiera su miembro en el agujero donde ella orinaba. Pero el joven metió su pierna en el inodoro.

Flores, Miguelángel
EL ROCE
En el mismo momento que entró, yo salía; y nos rozamos levemente. Ahora entramos y salimos sin parar.

Flores, Miguelángel
BROMA REVELADORA
Le di con la manguera, pero nunca llegué a imaginar que la ropa mojada se ciñera tanto, ni que anduviera sin ropa interior. Ni todo lo demás.

Flores, Miguelángel
MALENTENDIDO
Házmelo a lo perrito, me dijo. Pero creo que no la entendí, porque se vistió molesta cuando la olisqué.

Goñi Capurro, Juan Pablo
OBJETO SEXUAL
La mujer lo mordió y abrió las piernas ofreciendo su sexo desnudo. “Ahora mostrame lo que me gusta” –dijo. El hombre sacó su billetera.

Goñi Capurro, Juan Pablo
EXIGENTE
Él giró, satisfecho. Ella protestó, “quiero más juego previo” dijo. Él compró una consola de video juegos. No volvieron a hacer el amor.

Goñi Capurro, Juan Pablo
VELADA
Velas. Sedas cayendo al piso. Cuerpos que se acoplan. Gemidos y susurros. Los amantes se duermen vestidos antes del final de la película.

Enmascarado
INTOLERANTE
La farmacéutica de derechas, devolvió todos los condones de izquierdas.

Enmascarado
INCONGRUENCIA
Su mejor amante, nació y murió virgo.

Gibbs, María Verónica
LA NINFÓMANA
Poco importaba el sabor de su boca al besarla; eran muy machos con esa mujer que retenía en su saliva la pastillita azul.

Gibbs, María Verónica
LA PRUEBA DEL HUEVO
Si al empezar a manipularlo no siente dureza, no pierda tiempo: aún está crudo.

Gibbs, María Verónica
NOCHE 69
¡Vaya sorpresa se llevó Sherezade! Cuando entró a la habitación a continuar su relato, se encontró al rey cetro en mano.

Riba, Carlos Alberto
Mi última cita con Sonia fue un fracaso; desde que descubrió que su marido la engaña, está intratable.

Cine Braille
Conocí tu boca de miel, tus pechos turgentes, tu vientre crispado, tu jardín de ardiente delicia. Y conocí la blenorragia, será de Dios.

Party Boy
NINFOGRAMA
Búsqueda desesperada, miradas encontradas, sonrisas, charlas, besos, caricias de entrepierna, sexo: decepción. Búsqueda desesperada…

Party Boy
FINAL DE RECORRIDO
Juramento. Hiciste lo que quería, sin conocerme ni desearme, tus piernas se abrieron, mi vista en tu tanga y el subte que frenaba. Congreso.

Party Boy
3:00 AM
Y un día fueron adultos, entre jadeos y manos obscenas, a punto del clímax, frenaron su lujuria desatada y atendieron al bebé que lloraba.

Party Boy
SEQUÍA
Recorro tu cuerpo con manos ardientes, saboreo tus pechos con saliva y dientes, tu íntima humedad inunda mi dedo… y me fui en seco.

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte XI

Berman, Jorge
BORGEANA
Se acordó de todos sus clientes, y le hizo la mejor “fellatio” a su hombre, él se murió, desde entonces la llaman “funesta, la memoriosa”.

Maripau ‏
Te colaste en mi alma y en mi cama de contrabando. Ahora compartes lugar con fantasías que quedaron obsoletas cuando llegaste.

López Rastoll, José Antonio
Comenzó a excitarse ante la visión de sus bíceps, de sus tríceps, de sus cuádriceps. La deformidad del espejo la dejó fría.

López Rastoll, José Antonio
Por tontear con la castidad, ella tuvo que buscar un cerrajero 24 horas. Como estaban de safari, el tipo se quedó el cinturón en prenda.

Ecram, Lito
STRIPTEASE
Se soltó el pelo, se quitó los zapatos, dejó caer su vestido y su ropa interior, se sacó la peluca, los dientes…

Ecram, Lito
FRASEX
—Nunca me pasó —dijo él.
—¡Está bien, y además el tamaño no importa! —agregó ella.
—¡Seguro! —dijo mirándole el busto.

Ecram, Lito
ENTREVISTA
—¿Nombre?
—Jessica.
—¿Edad?
—21.
—¿Sexo?
—Oral, vaginal y anal.
—¡¿?!

Ecram, Lito
DEBUT
Con las pelotas en la mano, el pito en la boca y las piernas temblorosas, la árbitro entraba a dirigir su primer partido.

Valls Arnau, Joaquín
FRUTAS Y VERDURAS
Me gusta comprar en la frutería de enfrente: cada vez que voy a por plátanos, o a por calabacines, el tendero me hace un guiño con el ojo.

Valls Arnau, Joaquín
POSTURAS
Le propuse tímidamente que probáramos nuevas posturas en la cama. Él, sorprendido, respondió que llevaba toda la vida durmiendo boca arriba.

Paiva, Roberto
CARÁCTER TRANSITIVO
Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. Y detrás de una gran mujer es donde queremos haber todos los hombres.

Paiva, Roberto
ULTIMÁTUM
La esposa del Juez intentó recomponer su matrimonio y le suplicó a su marido que de una vez por todas deje sus fallos sólo para sus sentencias.

Paiva, Roberto
MUSICAL I
Ana elige músicos como amantes, porque empiezan tocando, sostienen el ritmo y acaban armoniosamente.

Paiva, Roberto
MUSICAL II
Eva prefiere como amantes directores de orquesta, porque nadie sabe más de oberturas que ellos.

Paiva, Roberto
MUSICAL III
Helena juró no amarse más con músicos. Según ella, saben mucho de apoyatura, pero al fin y al cabo son todos toccata y fuga.

Alan Santiago
VENENO
La miró a los ojos con pasión; tan cerca los labios; comenzó a devorarle el corazón un fuego, ¡moría por un beso de ella! Literalmente.

Alan Santiago
AMOR ETERNO
Ella era inmortal. Y él reencarnaba siempre.

Alan Santiago
DEJA VU
Hoy me enamoré de ti, otra vez.

Palleres, Rodrigo
DESAMOR
La escribió con adjetivos tan dulces que pronto se enamoró. No fue correspondido. Las protagonistas y los autores no hacen buena pareja.

Palleres, Rodrigo
ORGÍA
Piernas. Torsos. Penes. Bocas. Bustos. Brazos. Pelos. Manos. Gritos. Gotas. Hombros. Lenguas. Pies. Espaldas. Dedos. Caderas. Placer.

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte IX

Butrón, Patricia
Él era un verdadero mago, metía la mano a su sombrero y siempre aparecía bajo mi falda…

Butrón, Patricia
El exhibicionista cambió de profesión la vez que, con el gabán abierto, chocó en aquella esquina con su madre.

Pateiro, Julia
PUNTO DE VISTA
Siempre la despedían con la misma recomendación: “Pórtate bien”. Ella, según su novio, ¡se portaba de maravilla!

Nilton, Christopher
“Vamos al nido para que te desplume”, le dice una prostituta a un ángel que pasaba.

Zarate, José Luis
La de malentendidos que cosechaba la quiromántica al rozar los dedos y decir a los clientes que veía un orgasmo en su futuro.

Zarate, José Luis
Animó lo inerte, dio vida a lo muerto. La Baronesa Frankenstein también logró que la muerte pequeña fuera mucho más grande.

Carranza, Eliseo
Salir de la lámpara; halagar al amo; cumplir el capricho de siempre; al final, quitarse vestido y peluca; desmaquillarse…

Carranza, Eliseo
Con delicada lentitud la tanga del Hada Azul fue cayendo. Pinocho, asustado, vio crecer su nariz y sin haber dicho una mentira.

Neri, Carlos Alfredo
VACACIONES
Lo mejor del sexo matrimonial en vacaciones es que uno sólo se ve obligado una vez por año a esa dedicación y esmero

Puga, Fernando Andrés
ZOOFILIA
Trepó como simio. Apuntó como halcón. Saltó como tigre. Se estampó como escuerzo al pie de la cama. Ella reía como hiena.

Leuzzi, Daniel
PRECOZ
Se había jactado de sus talentos tempraneros, sólo que el traslado a su intimidad lo hizo comprender que rapidez no es igual que eficacia.

Leuzzi, Daniel
MEMENTO
Lo hacía a cada instante porque no recordaba nada. Hubiera muerto con una sonrisa en sus labios si su memoria no hubiese sido tan mala.

Ecram, Lito
—¡Ay mi amor, qué XXX tan grande tienes! —¡Para XXX mejor! (ruidos) —¡Shhh! Es Caperucita Roja que volvió de lo de tu mamá.

Ecram, Lito
¿Sabías que en el cuento de Caperucita Roja hay erotismo, travestismo, zoofilia y pedofilia? ¿O yo tendré la mente podrida?

Ecram, Lito
CINE XXX
En mis DREAMWORKS, ella me TOUCHSTONE la PIXAR, se me PARAMOUNT y se la METRO-GOLDWYN-MAYER hasta la 20TH CENTURY FOX.

Ecram, Lito
PEDIDO CONYUGAL
—¡Partíme al medio, mi amor! —gimió Paula.
Y el mago Emanuel serruchó a su esposa y asistente.

Ecram, Lito
MOVIMIENTO
La ponía y la sacaba. Lubricaba. Entraba y salía. Sudaba. La sacudía. Al final acabó… cambiando la vieja puerta.

Centurión, Sandro
LOS CUENTITOS DE SCHEHEREZADE
_ ¿Qué desea mi señor?
_ Cuéntame una historia, dulce Scheherezade.
_ ¿Otra vez? pero mi señor no desea mejor verme danzar desnuda.
_ No. Anda mujer. Dame el gusto y cuéntame uno de tus cuentitos. Ése donde conoces a un genio moreno, enorme y musculoso.
“Rinocerontes bajo la mesa” Sandro Centurión. MCyE Formosa. 2011.

Sarinski, Lilian
AMÉRICA
Ahí, sí… ¡ahí! Al fin lo descubriste.
¡CLITORIS! gritó Colón. Y se le hizo agua la boca.

Identidad desconocida

Ecram, Lito

Daniel no sabe quiénes fueron sus verdaderos padres y quién los hizo desaparecer. No sabe quién lo arrancó de los brazos de su madre biológica y quién lo adoptó ilegalmente. No sabe porque “sus padres” nunca se lo contaron.

¿Vida?

Ecram, Lito

Aquella noche en la que “chuparon” a mis padres yo me salvé. Ahora sigo vivo, si es que a esto se le puede llamar vida.