Sin título

Renzo Barros

Lalo es un adolescente picarro de ojos brillantes y pestañas como cortinas. Jugaba todo el día a las borlillas, a la rayuela, payana. Siempre pensaba que en el espacio nos miraban y no entendian lo que hacíamos, así se puso a contar la historia de los juegos terrestre, escribía papelitos sobre cada uno y los colgaba en la soga de la ropa de su mamá, a veces el viento los llevaba a pasear, o los pajaritos los robaban para sus nidos. Una noche vio por su ventana una luz verdosa que iluminaba todo el patio de su casa, salio curioso en busca de aventuras y dos verdes niños con orejas largas lo invitaron a pasear en su jet lunar. En el tablero estaban pegados sus papelitos desaparecidos. Volaron por cráteres, anillos y galaxias y así, secretamente, algunas noches los amigos interplanetarios pasean y juegan entre el cielo y la tierra a la rayuela de ilusión.

Sin título

Renzo Barros

La última vez que sentí su suave y tierna mano acariciarme la frente calmando una de mis crisis de llanto en el instante final en un fugaz resplandor de vida, fue como si millones de estrellas me besaran y la paz del Universo me bañara dándome alas y así elevarme junto a mi padre en el cielo y besarlo otra vez en la frente dándole el ultimo adiós.

Sin título

Renzo Barros

Ni martes o viernes 13, o este año 2013 hacían mella en la familia Felicity, no les importaban cuantos espejos rompieran, la sal derramada en el piso, los paraguas que abrían dentro de la casa, o cuántas veces pasaran bajo una escalera, eran magnéticos para los desastres, tenían como mascotas 7 gatos negros, les encantaba el ulular de las lechuzas y colcoles, era una familia que tenía su nube negra propia, todas las catástrofes eran atraídas por ellos, perdían dinero, se caían miles de veces por día, los asaltaban, provocaban incendios, tenían enfermedades super extrañas, alergias a todo lo que los rodeara, se intoxicaban hasta con agua,eran tóxicos con ellos mismos, salieron de vacaciones provocando lluvias, inundaciones, sequías y temblores, mientras su auto avanzaba el pavimento se agrietaba, aterrados se abrazaron y cayeron a otro plano dimensional donde eran la familia Lagrimal pero tenían muchísima suerte y ya no provocaban desastres ni destrucción, había cambiado su polo magnético y vencieron toda superstición.

Gracias a la vida

Renzo Barros

La vida nos regala su luz y amor cada instante haciéndonos seres trascendentales, por eso debemos decir cada día GRACIAS a la VIDA que me ha dado tanto, la enseñanza del abecedario para poder conectarme con el mundo entero y en una ronda de vocales y consonantes llegar al infinito y mas allá, estableciendo puentes de hermandad, y me permite distinguir en lo cotidiano lo negro del blanco, y con fe y un corazón puro e inocente encontrar entre la multitud a los seres que tanto me aman en el mundo, por ello vivo dando GRACIAS a la VIDA.

Sin título

Renzo Barros

_ Hola querida, tanto tiempo, te extrañaba y necesitaba escuchar tu voz que es como un abrazo de sol en mi espíritu por tu calidez y dulzura.
_¿Quién sos? Tu voz me es tan familiar que…..
_ No me interrumpas, el tiempo se esfuma a la velocidad de la luz y quería que sepas que siempre estaré a tu lado sin importar la distancia, allí cuidándote y protegiéndote, debes saber que mi amor hacia ti es infinito. Piénsame y me sentirás. Te quiero….
_Hola, hola… ¿habrá sido una broma? Era la voz de mi amor, pero El ya no está en este mundo ¿Qué número llamó? Voy a remarcar. ¡Oh! es una línea inexistente…

Sin título

Barros, Renzo

El llanto de mi hijo me vitalizo del horror en que vivía atrapada, un golpe brutal bañó mi cara de sangre y arrancaron a mi hijo de mis brazos, un gemido ahogado de dolor me picoteaba el corazón como cuervos sanguinarios, hombres de garras negras que mutilaban y mataban. Robaron ni tesoro, hoy te busco en cada rostro y sonrisa. Esos no fueron seres humanos, ¿o sí? ¿Cómo olvidarlo?

Sin título

Barros, Renzo

Caminaba por la oscura calle y sintió que era observada, apresuro sus pasos y allí frente a sus ojos la impactante figura del Caballero de la Noche, con toda la majestuosidad de su capa y alas de murciélago, la química fue inmediata y se fundieron sus corazones, sus almas, fuerzas y espíritus de lucha.
El beso de BATMAN y GATUBELA fue la unión y atracción del bien y del mal, el encanto de la luz y noches cargadas de oscuridad.

Sin título

Barros, Renzo

Inodoro Pereyra, Eulogia Tapia, Mendieta, el loro Lorenzo, el cerdo NabucodonosorII, Boogie y Sperman, caminaban sin rumbo por un espacio blanco e infinito, la soledad les embargaba y acongojaba, las penas y tristezas los acosaban, habían perdido el rumbo, la brújula de grafito que animaba sus almas con colores de amor y esperanza. Mendieta ladró enloquecido de felicidad, todos se dan vuelta y allí desciende en un rayo de luz el NEGRO, corren a abrazarlo al amigo, al creador, a quien les diera vida, allí todos son felices en las hojas de mil cuadernos e historietas con mensajes de ilusión y reflexión para el mundo entero.

Cuento con A

Barros, Renzo

Animadora amansa animales ante asaltos armados a asustadas ancianas amigables.

Sin título

Barros, Renzo

La música de batucada era el comienzo de la fiesta del Pujllay el rey de la alegría que invade las almas y los cuerpos. El chico que guía con el repique tiene un toque sobrenatural, brota de su corazón luces multicolores, nadie lo conoce, salió de la nada, por su gran talento es el líder. Con el ultimo acorde al final del carnaval desapareció, se esfumo en el aire, lo observamos llenos de asombro por haber tenido la suerte de compartir con el Pujllay esa esencia sutil que los ojos no pueden ver, el ser mismo que hace al fuego arder y al río fluir.