Diálogo en el trabajo

Yanina Carrieri

4: Dejá de hacerte el importante…Sos re cortante y encima te creés tan grosso como esos del gimnasio porque los que te respetan te llaman “ancho”. ¿Quién te pensás que sos? ¿Todo esto es porque te llevan con la frente en alto?

1: Disculpá, pero yo no hablo con 4 de copas. Sos un cobarde, solo te hacés el guapo cuando estás con uno de los tuyos y dicen: “31”. Ni en un solitario sos imprescindible. Chau, me voy a alegrar a todos.

Sin título

Yanina Carrieri

El día que ganamos el mundial de Brasil 2014, el grupo UPUMA (Unidos Por Un Maracanazo Argentino) debía encontrar otra razón de ser. Esa banda de amigos que le dio vida al organismo el mismo 1950 que Uruguay se consagró campeón en suelo carioca, no lograba asimilar que su lucha había finalizado.
Felices y obstinados, decidieron encontrar otra excusa para continuar dándole rienda a su movimiento: PURESAM2030 (Por Una Revancha En Suelo Argentino Mundial 2030). Ese mismo día también comprendieron que la agrupación prosperaría por mucho tiempo.

Sin título

Yanina Carrieri

El día que ganamos el mundial de Brasil 2014 fue el mismo día en que la Argentina se vistió por completa de celeste y blanca. Ese mismo día el pueblo ganó por goleada, sin cometer ni un orsai y con fair play incluido.
El fútbol, tantas veces ligado a la política de manera negativa, logró ahuyentar los fantasmas del odio entre los diferentes sectores del pueblo. El obelisco -sede emocional de la nación- se convirtió en el eterno machete del pueblo, en la ayuda memoria para la unidad eterna. Sean eternos los laureles que supimos conseguir…

Soy de aquí, soy de allá

Carrieri, Yanina

Camino. Doy un paso hacia delante. Avanzo. Se me eriza la piel. Mi memoria emotiva se activa. Suspiro. Observo cada rincón. Pensar que hace más de treinta años que no piso este lugar. Un frío ronda por mi cuerpo y lo estremece. Tantos recuerdos. Tantos momentos. Y hoy estoy acá. Los calabozos son tan pequeños que mis alas no me permiten acceder. La oscuridad del sector refleja los hechos tenebrosos que faltan esclarecer. Las lágrimas son un reflejo de la conmoción vivida.
Salgo. Se acrecienta esa sensación de estupor ante cada imagen del pasado. Transito por Libertador y recuerdo los “festejos” del mundial ’78. Sensaciones cruzadas. Felicidad y orgullo en medio de tanta tenebrosidad. Los gritos de gol escondían los anhelos de libertad. Y eso no se percibía en los rostros de la mayoría de los espectadores argentinos.
Hoy, después de 36 años, regreso. Soy uno de los treinta mil y busco lo mismo que la mayoría de la sociedad: justicia.
Recién ahí descansaré en paz.

Arte omnipresente

Carrieri, Yanina

Desde que emprendió el viaje que no sé más nada sobre él. Necesito una señal. Saber que allá está bien. Pero ¿Cómo hago?
Ah, ya sé: Facebook. La red social debe acercarme a los seres que lo acompañaron a lo largo de la vida. Algo tienen que saber…
A ver: “MENDIETA”. Ahí está. Qué buena foto de perfil. Lo tiene al negrito con su pícara sonrisa.
A ver: “INODORO”. ¡Vamos todavía! Y en la foto está el querido rosarino con la casaca de su amado central.
A ver: “BOOGIE, EL ACEITOSO”. ¡Buenísimo! La foto lo tiene al negro en la mesa de los galanes.
Les voy a enviar un mensaje privado: ¿En qué anda el negro?
La respuesta no tardó en llegar:
M: Me dijo un tal San Pedro que sus libros ya son furor.
I: Me contó un ángel que la está rompiendo con las historietas celestiales.
B: Está convenciendo a todo el cielo para que Central vuelva a la “A”.
Tal como lo imaginé… Acá, en el cielo y en cualquier parte; Fontanarrosa te alegra el corazón.