Teatroxlaidentidad 2010-2011

La semana pasada se presentó en el Teatro Nacional Cervantes el libro “Teatroxlaidentidad 2010-2011” que editó el Ministerio de Educación de la Nación. La obra incluye varios de los textos que fueron enviados en 2011 para participar de la convocatoria que organizó Cuentosymas para conmemorar el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

El volumen contiene más de 20 obras teatrales presentadas en los dos ciclos, correspondientes a autores noveles y consagrados, a las que han prestado su arte cientos de actores, actrices y directores. La dramaturgia es complementada con imágenes, textos cortos, citas y colaboraciones plásticas.

En su prólogo, el Ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, señala que este material “tiene como natural destino las aulas argentinas, sus alumnas, sus alumnos, sus docentes. Tiene también un destino si se quiere mayor: el de constituir un testimonio de lucha y un permanente homenaje a nuestra Abuelas de Plaza de Mayo”.

Sin título

Villanueva, Cristina

Cuando despertó Videla todavía estaba, pero ahora en la cárcel.

El nieto recuperado Nº 77

Romero, Alondra

Aunque no lo supo, por apenas 15 días su mamá lo llamó Juan. Y aunque después esos otros lo llamaran de otra manera, él siempre, siempre, quiso llamarse Juan…

Los Minicuentos por la Identidad debutan en Teatro x la Identidad

En Cuentosymas estamos felices de anunciar que la edición 2011 de Teatro x la Identidad incluirá dentro de su propuesta artística varios de los relatos que participaron de la Creación Colectiva “Minicuentos por la Identidad” que impulsamos este año para conmemorar el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Los textos seleccionados serán leídos por reconocidos artistas de la escena nacional durante los intervalos entre las distintas obras que, con autores, directores y elencos variados, se presentarán todos los lunes de agosto, a las 20:30hs, en distintas salas de la Ciudad de Buenos Aires, con entrada libre y gratuita.

El ciclo se inaugurará hoy, 1 de agosto, a las 20:30hs en el Teatro Metropolitan. Conducido por Matías Martin, el evento contará también con la presencia de destacadas figuras, como Susana Rinaldi, Claudia Puyó, Virginia Innocenti, Nancy Duplaa, Bicho Gómez, Andrea Pitra y Mirta Wons.

MICROFICCIONES X LA IDENTIDAD

Coordinación general: Roberto Perinelli.
Dirección: Raquel Albéniz y Mónica Scandizzo.
Autores: Las escondidas – Julián Marcel | Sin maquillaje – Paloma Hidalgo Díez | Ignorancia – Jesús Esnaola Moraza | Aventura a ciegas (minificción sonora) – Martín Gardella | Reanimación – Patricia Nasello | Roberto Perinelli – Método | De nombres y cantos – Mario Capasso | Fortaleza – Eduardo Gotthelf | Herencia – Bibiana Ricciardi | El golpe – Cristina Villanueva | Reverendo – Juan José Panno.
Actores: Natalia Berzano, Susana Figueroa, María Fukelman, Jorgelina Durilén, Pablo Zanotti, Cecilia Milsztein, María Jimena Rodriguez Vázquez, Gabriela Díaz y Brenda Schraier.
Más minicuentos por la identidad en: http://www.cuentosymas.com.ar/blog/?cat=761

Programación completa de Teatro x la Identidad 2011: http://www.teatroxlaidentidad.net/programacion2011.asp

Nunca más

Lito Ecram

Golpes de estado, dictaduras militares, represiones, persecuciones, censuras, extorsiones, exilios, grupos de tareas, zonas liberadas, vehículos sin chapas patentes, saqueos, botines de guerra, tabicamientos, secuestros, centros clandestinos de detención, torturas, violaciones, nacimientos en cautiverio, adopciones ilegales de niños, traslados, asesinatos, desaparecidos…

La carretilla blanca

Martínez, María Mercedes

Señalaban la casa. Parecían indecisos. Entraron. Buscaban algo, preguntaron a los mayores.

Que no, que ella desde hacía algunos años ya no vivía allí. En el Sur, ahora. Que no, que no había dejado ninguna pertenencia en la casa…

Libros desparramados, caídos, pisoteados por borceguíes.

El abuelo se puso a regar las petunias de la carretilla. Una vieja y herrumbrada que un día trajo mi tía, con intención de pintarla y convertirla rápidamente en hermoso y original macetero blanco. Habían florecido varias.

Un día sacó estos libros. Estaban bajo las petunias.

Mi hija Martina

Mancilla, Eduardo


En homenaje a Nelly Galasso, Madre de Plaza 25 de Mayo de Rosario.

Con Martina discutimos, peleamos, acordamos, nos amamos. Lo que se dice una buena relación padre e hija. A ella le expliqué lo que pasó, lo que viví, lo que quisimos y no pudo ser. Ella lo entendió y se conmovió con tantas muertes jóvenes. Lo entendió tan bien que a los 17 años creó y dirigió una obra de Teatro por la Identidad en la escuela Gurruchaga (Rosario). Ahora estudia, milita y se siente parte de esa sangre derramada por carniceros. Se siente, y lo es, un brote del árbol que creyeron seco. Siento que cumplí una misión, una acción responsable de la cual siento orgullo. Como si fuera una venganza de la vida contra los que quisieron ponernos de rodillas, hoy, 24 de Marzo, ella cumple 20 años y viajó a Buenos Aires a marchar con las Madres.

¿Cómo será ser argentina?

Salguero, María Aurora

El ulular de sirenas interrumpían la tranquilidad de la calle, pesumbrosa y taciturna Juana Romero caminaba hacia su casa. Ante tal alboroto no llegaba a comprender el motivo. Su poca educación, sus pies cansados de tanto trabajar en la casa de los Furgenson le quitaban las ganas de saber. A lo lejos la figura diminuta de sus changos se agrandaban a medida que apuraba un poco el paso. Después de un rato llegó al pueblerío y allí siguió sin comprender la algarabía de su familia y compadres. Es que de lejos un grupo de argentinos los visitaban por “el Día de La Identidad”. La pobre Juana sin articular palabra pidió una silla y después de escuchar los relatos pasó la mano por su frente marchita y alisando su larga cabellera desteñida por los años se dijo a sí misma: -ahora sí- entendí soy aborigen y en estas tierras que poblaron mis ancestros, aún no me dejan ser igual ¿cómo será ser argentina? se preguntó moviendo la cabeza.

Soñar

Secco, Rodolfo

Es un sueño no muy original… Está mamá y está papá. Y está mi abuela con un bebé en brazos que soy yo. Es la noche en que los chupan, de eso estoy seguro. Yo miro a mis viejos pero ellos no me miran. Si llegaran a irrumpir los milicos nos podríamos tirar todos por el balcón y yo, en el sueño, sé que no nos moriríamos. Que a pesar de ser un séptimo piso zafaríamos y nos iríamos corriendo hasta el presente. Pero en el sueño nunca pasa eso. Mi abuela pega dos o tres gritos. Después nuevamente la calma. Salgo del armario, acaricio al bebé y mi abuela me dice: “Ya pasó, Julián”.

Julián

Secco, Rodolfo

Siete meses y basta de ser hijo, los cambios que pueden producirse en la vida de una persona, aunque lo cierto es que para ser hijo, insisto, es muy poco y sobre todo por las formas que rodearon lo ocurrido. Por suerte, durante las noches revisaste cartas, hojas amarillas, diarios y la historia comenzó a reconstruirse. Seguro que son la extensión de tu escritura y sumado a ello, una información genética que da cuenta de padres maravillosos, de allí que el producto sea el poseedor de tantas virtudes, fundamentalmente tu ternura, honestidad y el compromiso con todo lo que hacés.

Claro que hay que embalsamar caricias, no podés desprenderte con facilidad de la tristeza que implican siete meses de hijo y NUNCA MÁS.