Textos de los alumnos del colegio Barker

Los alumnos y alumnas de 1° A y 2° A y B del Colegio Barker participaron del concurso de microrrelatos organizado por Cuenntosymas en el marco del Mundial 2014.

La consigna era narrar en no más de 600 caracteres un gol imaginario hipotéticamente ocurrido en la final del Mundial de Brasil.

En la materia Prácticas del Lenguaje los chicos trabajaron las técnicas del microrrelato. Aprendieron que escribir corto suele ser más complicado que escribir largo. Para motivarse, visualizaron goles muy célebres para observar detalles y ejercitar el estilo.

Desgrabaron el famoso gol relatado por el periodista Víctor Hugo Morales* y, tratando de lograr cada uno su propio estilo, se animamos con los siguientes goles “imaginarios”:

Cacha, esquiva y corre

Xavi le hace un pase a Messi,  cacha la pelota Messi,  la tiene dominada, esquiva a Pepe, corre hacia la portería, pasa como cuchillo y manteca entre los defensores, queda uno contra uno, se la pica a Casillas que la saca, rebota, Messi le pega con todo lo que tiene y………………………………………. la clava al ángulo, gooooooooooooooooooooooolazoo azooo azoooooooo.

Santiago Ibarra Cerato, 1° A. Colegio Barker.

El gol perfecto

La final del mundial entre Argentina-Brasil. Los 2 equipos 0 a 0. Minuto 43 del segundo tiempo. Brasil se acerca al arco pero Messi baja y les quita la pelota. Le pega desde mitad de cancha con una fuerza incontrolable. Todos miran atónitos y sorprendidos…. Esa pelota que Messi pegó es GOOOOOL. La tribuna festeja y grita al igual que los jugadores. Un gol que nadie se esperaba, menos el arquero brasileño. La copa del mundo es de Argentina.

Sabrina Bucci, 1° A. Colegio Barker.

Brazos en V, pelota al medio

La tiene Messi, y lo marcan tres, pero él se escapa por la derecha tan rápido como el viento. Corre y corre cada vez más rápido hasta que llega al área. El momento decisivo. Se mete por el medio, esquivando a todos los defensores. De repente está tirado en el suelo agarrándose la pierna izquierda. Toda la tribuna reclama penal y este es concedido. El Kun se para frente al arco y con la zurda patea al palo derecho donde el arquero abre sus brazos en forma de V y la pelota pasa justo entre medio de ellos.

Martina Benza, 2° B. Colegio Barker.

Gracias Brasil

A 7 minutos de terminar la final, Hulk la pasa a Neymar que le pega.  Rebota. Le vuelve a pegar y  la ataja el unooo. La tira, la agarra Messi, Messi a Pipita, Ramírez intenta robársela, comete infracción. Tiro libre para Argentina a sólo 2 minutos. Argentina se tiene fe, la Pulga se prepara, corre, le pega. Alves que la despeja, le pifia, Julio también, entra en el ángulo y GOOOL, GOL en contra de Brasil, Argentina gana la final. Después de 28 años volvemos a ganar.

Vicky  Paoletti, 2° A. Colegio Barker.

Último Gol del Mundial:

Es la final entre Argentina y Brasil, el partido está 2-2. Falta 1 minuto para que termine. La tiene Higuaín, se la pasa a Di María, Di María devuelve a Higuaín, la tiene Higuaín, busca jugadores dentro del área, lo encuentra a Zabaleta, se la pasa, Zabaleta a Mascherano, Mascherano a Fernández, Fernández  la devuelve, Mascherano a Messi, se acerca al arco, esquiva al arquero, patea  y GOOOL!! GOOOL!!!  DE LA PULGA! ¡ESTO NO SE PUEDE CREER, AL ÚLTIMO MINUTO DEL PARTIDO!  ARGENTINA CAMPEOON!! CAMPEÓN COPA BRASIL 2014! ESTO NO SE PUEDE CREER!

Coti Rodríguez, 2° A. Colegio Barker.

Piernas que definen

Fue Messi a sacarle la pelota a un jugador del otro equipo y se la pasó a Tevez, que ágilmente logró meter el gol de chilena. El público comenzó a gritar gol desaforadamente. Messi y Tevez, dos piernas, dos cabezas, que definen el partido.

Luciana Lopardo, 2° B. Colegio Barker.

Lluvia de estrellas

Estamos ni más ni menos a 9 minutos de que termine esta final de la copa del mundo entre Alemania y Argentina. Saque de arco para Alemania, Neur se la da a Boateng, Boateng a Mertersacker, Mertersacker a Lahm, Lahm tira un pelotazo para Muller. Ésta es la final y va 11 y va Muller corre y se la saca Zabaleta, Zabaleta corre toda la cancha, le tira un pase a Messi, Messi al Kun, el Kun al Pipa, el Pipa se la da a Messi. Messi tira centro, la baja el Kun para el Pipa, el Pipa a Messi, Messi de vole y tatatatatata gooooooooooooooooooooooooooollllllll, goollllllllllllllllllllllllllllllll barrilete cósmico, barrilete cósmico!! Lluvia de estrellas en Argentina 2, Alemania1.

Fede Lindon, 2° B. Colegio Barker.

Fiesta

El partido terminó. La final estaba empatada. El momento decisivo estaba llegando. Los famosos penales. Argentina y Alemania enfrentándose por la gran copa del mundo. Se patearon hasta llegar al último. De pronto, todo se detiene. Alemania ha errado un gol… Nos toca a nosotros, le toca a La pulga Messi que va y…GOOOL!! Señores, golazo de Argentina para llevarse el gran titulo mundial.

Felicitas Salvadores y Florencia Grossmuller, 2° B, Colegio Barker.

Gol en contra

Mirando esa red, ese espacio enorme, con la esperanza de ver algo entrar, cuando frente a mis ojos pasa lo que esperaba… Le pegan al jugador 13 en la cabeza con la pelota. El jugador, mareado por el golpe, le pega al arco y la pelota se mete con comba en el ángulo. Su hinchada lo abuchea.

Juan Francisco Abdón, 2° B. Colegio Barker.

Última jugada del partido Argentina versus Inglaterra

La tiene Messi, amaga a todos los mediocampistas del equipo contrario, parece como si estuviera bailando. Diego se la pasa a Agüero, Agüero se la pasa a Higuaín, Higuaín se la pasa nuevamente a Messi que estaba al otro lado de la cancha. La agarra Lionel y por el frente le viene a sacar la pelota Rooney pero nadie lo para a La Pulga y le hace un caño. Pero de repente se tropieza y un defensor le saca la pelota y la despeja para el otro lado de la cancha. Faltaban ocho minutos para que termine el partido. Corner para Inglaterra. El inglés le pega al arco pero la ataja el arquero, rápidamente el arquero le lanza un pase a Lio y el pibe corre toda la cancha, amaga a todos los defensores, el arquero contrario sale a marcarlo pero le hace un sombrerito y… Goooooooooolllll Messigol, Messigol, Messigool !!!!!!!!!!!! ¡Es un genio este señor, es un “mostro”! El partido termina uno a cero por el maravilloso gol de este campeón del fútbol.

Valentín Carrusca, 2° B. Colegio Barker

La lluvia salvadora

El marcador mostraba un empate 2-2. Era la única oportunidad para ganar, todavía sentía el dolor en mi pierna izquierda. Éramos solo yo, el portero y la presión del público. Me posicioné, le pegué a la pelota que lentamente se fue desviando hacia el otro ángulo que yo no quería. Podía sentir el nerviosismo de los espectadores y de mis compañeros. Cuando todos pensaban que nuestra oportunidad para ganar se había desvanecido… sucedió un milagro. Solo se necesitaba una diminuta y “mojada” distracción para el arquero… gooool…  y todos comenzaron a celebrar  nuestra milagrosa victoria en la lluvia.

Martina González Lapadú, 2° B. Colegio Barker.

Mi último gran gol!

Estamos acá, en el estadio Maracaná, en la final Brasil 2014, Argentina vs Brasil. En el minuto 94.

Escuchaba yo, mientras iba corriendo lo más rápido que podía desde mitad de cancha hasta el área de Brasil. Esquivo a uno, a dos, a tres y estoy yo solo con el Arquero, el gran Julio Cesar. Me posiciono para pegarle, le voy a pegar, le voy a pegar y me la sacan. La tenía el Pipita, le hago señales para que me la pase, me la pasa. Otra vez era mía,  y le pegué con toda mi fuerza al ángulo y GOOOOOOOOOOOOL, gol de Argentina, Y se terminó el partido. Y GANAMOS EL MUNDIAL.

Malena Resnik, 2° A. Colegio Barker.

Brasil-Argentina la más clásica final del fútbol latinoamericano

Era el minuto 75 cuando iban 1-1. En eso Argentina avanza con Lavezzi pero Dani Alves despeja y Neymar aprovecha, agarra el balón, gambetea, gambetea pelotazooo y es gooool de Brasil a los 80 minutos de la segunda parte. A los 85 minutos avanza Argentina con Messi, Agüero, Di María, reventazo y… ¡no se abracen no griten no festejen que aquí no ha pasado nada!! Vuelve Argentina Messi, Agüero y goool de Argentinaaaa. Brasil vuelve a atacar, pelotazo pero nada pasó. Sergio Romero bombea el balón,  la agarra Lavezzi, le pega y corner para Argentina. Viene el arquero Romero a cabecear, tira el centro Mascherano y ¡¡¡goool, Argentina Campeón, Argentina Campeón !!!

Nicolás Ferrero, 2° A. Colegio Barker.

La atajada milagrosa

La final del mundo. Argentina-  Brasil. Van  0 a 0 y tiempo suplementario. Quedan 3 minutos. La tiene Dani Alves por el lateral derecho, pase largo a Ramírez,  centro para Neymar, le pega y ¿GOL?… No. Fue posición adelantada, Argentina sigue con vida. La tiene Gago, estupendo pase a Di María, pasa entre dos, centro a Messi y GOOOL de ARGENTINA, DE MESSI EN EL ÚLTIMO MINUTO. ARGENTINA 1, BRASIL 0. Última jugada, la tiene Neymar y PENAL para Brasil! Le va a pegar Neymar, le pega al ángulo y… atajada milagrosa de ORION! TERMINO, ARGENTINA VUELVE A LA GLORIA, ARGENTINA CAMPEÓN.

Santi Bordigoni, 2° A. Colegio Barker.

Un gol inolvidable

La final, Argentina vs Brasil, todo el público pintado de azul y blanco, todos eufóricos gritando y alentando a Argentina. Empieza el partido, la tiene Neymar, falta, saque de arco,  la tiene Romero, se la pasa a Rojo, se la pasa a Di María. Di María amaga, amaga, amaga y  para,  tira un centro Pipa cabecea y entra al arco, GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL. La victoria por fin es nuestra, después de 28 años. La gente llora, grita, todas las emociones juntas. Argentina campeón.

Lara Bayerchus, 2° A. Colegio Barker.

Relato de un gol de la final

¡Ya va a terminar la final del mundial 2014! Brasil 2, Argentina 1. ¿Quién ganará? Tan sólo a 13 minutos en vivo y en directo desde el Maracaná. Saque de arco para Argentina. Rojo, Higuaín, Messi. Se esquiva a uno, a dos, a tres. Tiro al arco. Va va va…  PALO. REBOTE, PATADA,  ATAJADA, REBOTE Y GOOOOOOL DE MASCHERANO. ARGENTINA 2, BRASIL 2. Sólo quedan 5 minutos. Lateral, se acerca Messi al área y… INFRACCION. PENAL. Lo pateará el Kun. Suena el silbato. Patea. GOOOOOOOOOL DE ARGENTINA. ARGENTINA CAMPEÓN. FIESTA EN EL MARACANA, FIESTA EN EL OBELISCO.

Euge Canal, 2° A. Colegio Barker.

Relato de un gol de la final. Argentina-Brasil

Estamos en los 90 minutos de la final de la copa del mundo. Se define acá. Tiembla el estadio. La tiene Bernard. Centro para Oscar. Se le escapa a Brasil, se la quita notablemente Mascherano. Mascherano para Campagnaro. Campagnaro la devuelve. La tiene Javier, Javier entregándola a Gago. Gago para Di Maria. Di Maria para Messi. Messi la domina, tocó para Di Maria. Di Maria para Messi Y SE VA! SE VA SOLO! Tatatatatatatata. Y ES GOLL!! GOLGOLGOLGOLGOL GOOOOOOL! ARGENTINA! GOLAZO ARGENTINO! ES MESSI! EL MESIAS, EL UNICO, LIONEL MESSI! Se llevó la pelota de manera extraordinaria, un pase profundo, una corrida memorable, un mano a mano con el arquero y chau!! Remató con la zurda!  Argentina siente la copa en sus manos!! Se movió el estadio Maracaná! Se estremecieron las tribunas! La gente llora, grita, se abraza! Argentina 3 Brasil 2! ARGENTINA CAMPEOOON!! ARGENTINA CAMPEÓN!!!

Martina Benza Salomone, 2° A. Colegio Barker.

Relato de un gol de la final

El partido peleado, corre, corre, corre. Pie, pelota, ¡¡¡goooolll!!!!! Como una vez dijo Víctor Hugo Morales,  “para que el país sea un puño cerrado gritando goool” Canta mucho la tribuna!!!! El mundial es hermoso!!!!!!

Camila da Rosa, 2° A. Colegio Barker.

El gol de la final

El partido sigue uno a uno. Saque del arco, la toca Fernández se la pasa a Rojo, la pierde. Brasil la tiene, Fred, Neymar, De Michellis la pelea, Neymar define, se va. Saca Romero la busca Gago, Paulinho ataca, Argentina recupera la pelota, Mascherano, Di María, Mascherano, la recibe Gago, la levanta, la para el Kun, Dante la saca, la cambia de lado, se va, saca Fernandez, Gago, Pipita, Alves presiona, Pipita la tiene, Messi, Di María sube y recibe, el Kun la busca, Messi define, GOOOL de Argentina, ruge el estadio, Argentina campeón después de 28 años, gloriosa victoria Argentina.

Agustina Abraham, 2° A. Colegio Barker.

El gol inesperado

Juan, ¿cuánto falta para que termine el partido?

Y no sé……  diez minutos.

Está jugando Argentina versus Alemania,  van uno a uno, están empatando! Ahora nos metemos en el partido: Messi se la pasa al Kun Agüero (a 5 minutos que termine el segundo tiempo) pateaaaaaa ufffff, la agarra Neur! Saca desde el arco hacia Ozil, se la pasa a Reus, Reus a Lahm, Lahm se la pasa a Gotze, pateaaaaaa GOOOOOOOOLLLLLL. A dos minutos del final del partido, el equipo está tenso, la hinchada desconsolada. Messi, se la pasa a Higuaín, Higuaín a Di María………… FALTA: penal.  Di María versus Neur,  patea patea, patea,  GOOOOOL. Van dos a dos. A un minuto que termine el partido. Schmelzer se la pasa a Reus, se la saca Messi, corre, corre (como Corleto en el Mundial 2007 de Rugby contra Francia), esquiva a Reus, a Schmelzer y a Ozil. Messi patea, rebota en el travesaño, viene el Kun se la pasa a Pipita esquiva a Neur, patea GOOOOOOOOL. Argentina ganador del Mundial 2014 en Brasil. Sabella entra a la cancha y festeja con su equipo descontroladamente!

Santiago Speroni, 2°A. Colegio San Marcos.

El último gol

Quedan 5 minutos para finalizar el último partido del mundial y nuestros jugadores celestes y blancos ya no pueden jugar como siempre. Corea, nuestro adversario, nos ganaba 1-0. Messi se lesiona en medio de una jugada, pero sin importar lo sucedido, metió un golazo al arco adversario. Se termina el tiempo del mundial. Se programan penales. Empatamos 5-5 y Corea falla en su última oportunidad. Vino Messi a ser el milagro. Patea, patea, patea y goooooooooooooolllll, gollllllllllll de Messi. Mete un gol llevando a Argentina a la victoria.

Agustín Carbonell,  Colegio San Marcos.

*El texto del gol narrado por Víctor Hugo Morales. Mundial México 86

…Ahí la tiene Maradona. Lo marcan dos. Pisa la pelota Maradona. Arranca por la derecha el genio del fútbol mundial. Puede tocar para…Burruchaga… siempre Maradona…  Genio, genio, genio… tá tá tá… ¡Dios santo, viva el fútbol! Golaaaaazooo… diegoooool… Maradona… Es para llorar, perdónenme… Maradona en recorrida memorable, es la jugada de todos los tiempos… barrilete cósmico… ¿de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés?

Para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina… Argentina 2, Inglaterra 0 Diegol, Diegol… Diego Armando Maradona…

¡Gracias, Dios por el fútbol… por estas lágrimas… por este Argentina 2, Inglaterra 0!

Resultados del Concurso Internacional de Minicuentos de Fútbol

fifa

Entusiasmados con la proximidad de la Copa Mundial de la FIFA 2014 lanzamos hace tres meses un Concurso Internacional de Minicuentos de Fútbol que nos permitió acompañar con un poco de creatividad la cuenta regresiva.

La consigna era escribir en 600 caracteres un microrrelato que comenzara con la frase “El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014…”

Alrededor de 200 cuentoss breves, provenientes sobretodo de España y Latinoamérica, llegaron para participar de las cuatro categorías disponibles: baby, sub 20, adultos y veteranos.

El jurado, compuesto por los escritores y periodistas Juan Sasturain (Argentina), Santiago Segurola (España) y Mónica Maristain (México), seleccionó como ganadores a Lucía Cuch, Agustín Cámara, Ariel Cuch y Laura Nicastro. También otorgó menciones especiales a Francys Zambrano, Alejandro César Alvarez, Carlos Pablo Lorenzo, Ernesto Parrilla, Martín Gardella y Esther Beatriz Marinero.

A continuación transcribimos los textos galardonados. Agradecemos a todos los que de una u otra manera participaron del certamen y de su difusión. ¡Esperamos que lo hayan disfrutado tanto como nosotros!

Un fuerte abrazo de equipo,
Cuentosymas

Categoría Baby:

“Mi sueño”, de Lucía Cuch

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 pensé que todo era un sueño. Estábamos muy contentos y con mis papis y mi hermano fuimos a festejar al Obelisco. Había un montón de gente con banderas. Pero yo pensaba que en algún momento me iba a despertar. Y de repente, mi mami me dijo: “Dale Luchi, levantate, dormiste toda la mañana”. Y yo le dije: “Mami, ¿qué día es hoy?”. “Domingo, Luchi”. “Entonces, mami, ¿no salimos campeones del mundo?” Y mi mami me explicó: “No seas impaciente, que el partido es a la tarde, vas a ver que vamos a ganar y después vamos a festejar todos al Obelisco”. No dormí más y esperé el partido con los ojos bien abiertos.

Categoría Sub 20:

“El sueño del 10”, de Agustín Cámara

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 fue único.
La selección Argentina había vencido en la final al equipo anfitrión, a esos que llevan el fútbol en la sangre, al ‘Jogo bonito’. Tenía la oportunidad de entrevistar a la figura del partido. Tomé coraje y lo enfrenté:
-Dígame Lionel, ¿Qué se necesita para lograr lo que ustedes?
-Estar despierto –Me respondió y se fue-.
Veía cómo de a poco, aquella persona con la 10 en la espalda se iba alejando. De repente, un frío en los pies me hizo reaccionar.
Parpadeé 10 veces anonadado. Salí de la cama y me fui al trabajo.

Categoría Adultos:

“Cus rompidos”, de Ariel Cuch

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 lo recuerdo como si hubiera sido ayer. Ellos vivían tiempos agitados. Mucho descontento social. Y encima, ese gol con la mano… El caos. Tomaron la embajada, pesquisaron hoteles, cerraron fronteras. Yo salí del estadio y me disimulé en la multitud. No sé si me deschavó algo de mi fisonomía, acaso la sonrisa empecinada, pero advertí que unos cuantos grandotes me seguían. Corrí. Corrieron. Me metí en un baño. Voltearon la puerta. Sentado en el inodoro, exclamé: “¡Brasil é o mais grande. Argentinos cus rompidos!”. Me invitaron al grupo. Ahora estoy casado. Tengo un pibe, Jorginho, aunque en la intimidad le digo “Lío”. Vivo en Leblon, no me quejo. Pero se extraña, che.

Categoría Veteranos:

“Estrategia”, de Laura Nicastro

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014, desarmamos el caballo de madera.
Ahora Menelao entrena a todos los guerreros para que integren la próxima selección: nunca hubiéramos imaginado que era tan buen preparador físico. Y Helena (¡ah, la bella Helena!) ensaya con un grupo de porristas las danzas más estimulantes de la historia occidental. Pero en horarios diferentes, para no distraer a los atletas: hay que evitar una nueva guerra de Troya. No quisiéramos perdernos el próximo Mundial.

Menciones especiales:

“Sorpresa”, de Francys Zambrano Yánez

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014, Lola supo que Martín tenía un romance con la del 8-D. Herida, furiosa fue hasta su habitación y buscó la Heckler 9mm escondida debajo de todas las cartas de amor de él. Segundos antes del gol que nos haría campeones del mundo, Lola fue a la sala exigiendo una explicación. Los gritos de júbilo ocultaron un ruido seco que solo ella y su marido escucharon. Martín nunca supo quién ganó en 2014.

“Sin título”, de Carlos Pablo Lorenzo

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 íbamos empatados a cero cuando el equipo contrario metió el gol, fue cuando mi viejo se infartó. El partido estaba peliagudo, no me iba a mover de mi lugar y mi tío menos, la regla era no levantarse durante todo el partido, así habíamos llegado a semis, el viejo lo sabía y estaba llorando, tuvo un estertor más, se desplomó arriba de la tablita con el salamín que casi ni habíamos tocado, así de bueno estaba el partido. Al final ganamos por un pelito, festejamos, abrazamos al viejo muerto, como si fuera un muñeco, y llamamos a la ambulancia.

“Clima Mundial”, de Alejandro César Alvarez

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 no había un alma en la cancha. Fue un mes con temperaturas de hasta 30 grados bajo cero. Pensaron en suspenderlo, pero se jugó. La nieve cubría todo Brasil. Los equipos grandes cayeron y quedamos los más aptos. Un mundial darwiniano.
En semifinales, Rusia le ganaba a Alemania 2 a 0 a las patinadas y en lo que era un glaciar con arcos, los noruegos esquiamos 1 a 0.
Para la final, a la noche, los rusos se llenaron de vodka hasta los botines. Vino un tiro libre y le grité a Olssen, ¡Pateale que se le resbala como un bacalao!
El arquero se desplomó borracho y entró. Nos fuimos con la copa, desnudos y en barco. Porque en América, los vikingos, fuimos y seremos los primeros.

“El más grande”, de Ernesto Parrilla

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 cometí el error más grande de mi vida. Entre la euforia con mis amigos, los festejos en la plaza del centro, el exceso de cerveza y fernet con coca, salí convencido camino a lo de Esther a pedirle matrimonio. Llegué pasada las diez de la noche, con un pedo pa’ veinte. La muy turra se aprovechó de mi estado y dijo que si, exultante de alegría. Para el otro día, lo sabía toda la ciudad. Alicia, mi novia de entonces, no me lo perdonó jamás.

“El cautiverio”, de Martín Gardella

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 ellos estaban tan felices que nos dejaron salir a la vereda a festejar. Nos regalaron una banderita y nos convidaron un vaso de gaseosa y medio choripán. Durante un poco más de una hora nos mostramos como ciudadanos felices. Luego nos volvieron a encerrar. Ojalá ganemos el próximo Mundial.

“Sin título”, de Esther Beatriz Marinero

Difícil que a mí me dieran entradas de favor para el Mundial de Brasil, de manera que ahorré varios pesitos hasta alcanzar lo justo para el viaje y la estadía, total: “Brasil, país tropical”, podés dormir en la calle y manyar cualquier sobra. Sufrí por el llanto de Dorita, mi novia, que me rogaba no la dejara. Menos mal que ganamos y me pude colar en algunos partidos gracias a mi cara de infeliz. Cuestión que cuando volví, la vieja ni me reconoció por lo flaco, pero muy apenada me contó que Doris, había conocido a un señor brasileño, muy abacanado, un tal Edson Nosécuanto, que no sólo la había llevado a ver el Mundial de Brasil, sino que ahora estaba de viaje con él por toda Europa.

La invitada

Salvador Robles Miras

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014, el entrenador nos hizo una confesión en el vestuario.
-Este será mi último partido. Tengo cáncer.
Nos quedamos atónitos, arrasados por la fulminante noticia.
-Por lo visto –agregó el técnico-, la Muerte ya está entre nosotros. Nunca se hace de rogar. Pero tenemos otra invitada. Está llamando a la puerta. Escuchad.
-No oímos nada, míster –dijo el capitán.
-¿Cómo que no? –El entrenador se dirigió a la puerta y la abrió-: Adelante. Muchachos, os presento a la Vida. Voy a ganar este partido.
-¡Lo ganaremos! –gritó un coro de voces.

La esencia

Salvador Robles Miras

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014, el míster, en el descanso, nos arengó así:
-En el fútbol, como en todo espectáculo, debe primar la belleza. Vencer, sí, pero no a cualquier precio. Es mejor perder que ganar vulnerando nuestros valores.
-Lo crucial es vencer, y vamos perdiendo –repuso el portero.
-Lo básico es jugar bien. Lo otro vendrá por añadidura.
-¿Lo otro, qué?
-Marcar goles hermosos.
-¿Cómo se marcan esos goles? –preguntó el capitán.
-Jugando hermosamente.
-Pero…
-El fútbol nos agradecerá la propuesta.
-¿Cómo?
-Él sabrá. Hasta puede que nos dé un Campeonato.

La tristeza del goleador

Salvador Robles Miras

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014, fue el más triste de mi carrera deportiva. El seleccionador, sorprendentemente, no consideró oportuno que disputara ni un solo minuto de la final. El mejor artillero del Campeonato Nacional, en el banquillo, disparando salvas al aire. Ver para creer. Deseé una y mil veces que perdiéramos el partido, aunque luego, en la ceremonia de entrega de trofeos, hiciera el paripé sumándome al jolgorio generalizado. Toda una escenificación para preservar el prestigio entre mis compatriotas: Narciso, el matador del área.

Telegrama

Francisco Leonardo González Álvarez

Remitente: Estadio Maracaná
Motivo: Copa mundial 2014
Urgente: La Republica de Corrientes, que entró al mundial mediante una inexplicable decisión de la FIFA, acaba de ganarle la final a Brasil por veinte a uno. Estudian la posibilidad de descalificar al equipo ganador por haber incluido dos duendes de la Mitología Guaraní en el equipo. Se trata del Pombero (arco) y del Yasí Yateré (delantero), autor de los veinte tantos.

Otra mano

Víctor Torres

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 levanté lentamente la persiana, como izando la bandera celeste y blanca que ahora primeriaba a todas.
Busqué a mi alrededor, en el último sol de un domingo frío, la camiseta que mi viejo me había regalado cuando chico y salí para la plaza del pueblo.
La euforia de la gente no me dejaba ver lo que andaba buscando. Iba chocando con la muchedumbre enceguecida por el triunfo. Mi cuerpo temblaba, mi sombra otro tanto. Llegué, por fin, hasta el banco y acomodé mis lágrimas frente al viejo que me miraba diciendo “desde arriba les dimos otra mano”.

Sin título

Jorge Cappa

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 supe que, a pesar de todo, nunca podría llegar a ser como él. Me abrazaron, me llevaron en hombros y me hicieron mil fotos con la copa. Yo sonreía y besaba la medalla. Pero no, no era feliz. Al fin en el vestuario, sentado en un rincón, miré al Pipo y, en voz baja, me enfrenté a la verdad: “Qué burro, viejo. No ví nada. Cerré los ojos, le pegué a lo que saliera y pasó por abajo del arquero. Tuve suerte. Tenía que haber amagado, gambetearle hacia mi derecha y definir suave, con el arco vacío. Era fácil. Es lo que habría hecho Diego”.

Sin título

Ariel Sanjinés

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 mi matrimonio tuvo que reprogramarse, ¿será posible que mi novia acepte de nuevo casarse conmigo? Preguntas difíciles si las hay, todo comenzó el 28 de junio en los Octavos de Final, luego de la histórica clasificación de Bolivia a esa instancia nunca me imaginé que sería Campeón del Mundo. Fui a la gran final y vi dar la vuelta de campeón a mi país y sigo intentando convencer a mi novia de reprogramar la boda, porque milagros sí los hay.

Sin título

Joaquín Toledo

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 Argentina fue una fiesta. De punta a punta: de Norte a Sur y de Este a Oeste, se festejó. Pero ¿nunca nos preguntamos si será cierto lo que dicen las religiones? En especial el catolicismo. No se sabe, ni se sabrá. Cada uno cree o deja de creer, aunque si existiera el Señor está claro para quién juega… No sólo tenemos al Papa, sino que en el ’86 se puso la camiseta, fue el mejor y nos dio la Copa. Esta vez, 28 años después, lo hizo nuevamente… Ahora con diferente nombre, y también levantó el tan deseado trofeo. Antes fue “D10s” y hoy: “El Messias”. Por eso más que nunca ¡“Habemus Argentina”!