CLIII

Juan Romagnoli

Te borré de mi memoria para siempre. Ahora, tu fotografía en mi mesita de luz es de una desconocida.

De #ElSueñodelaMariposa. Macedonia Ediciones.

Varios

Juan Romagnoli

XVII
Hoy recibí respuesta a mi mensaje en una botella. Era de otro náufrago.

XXIII
El mar me devuelve una y otra vez la botella con mi mensaje. Por eso, sólo escribo palabras que me den ánimo.

LI
Camina como un robinso por la gran ciudad en medio de una masa interminable de gente. Lleva a cuestas su propia isla.

LIX
El hombre introduce el mensaje en la botella y la cierra. Camina entre la multitud hasta la orilla del mar y la arroja.

LXIV
Ya escribí el mensaje y lo encerré en una botella. Sólo me falta un mar.

LXX
Te escribí el mensaje, lo puse en una botella, la arrojé al mar. Pero no soy yo quien vive en una isla.

De #ElSueñodelaMariposa. Macedonia Ediciones.

Sinceridad

Juan Romagnoli

Me había advertido que enamorarme de ella sería una pérdida de tiempo. Tenía razón: me siento mucho más joven.

¡Hay equipo!: Los más votados para integrar la selección

Segunda entrega de la encuesta. Con el objetivo de promover el género breve les pedimos a los mismos escritores que eligieran a 11 autores para armar un seleccionado mundial de microficcionistas. A continuación el “Top eleven”, junto a una brevísima muestra de sus brillantes creaciones:

Ana María Shua
(argentina)
“¡Huyamos! Los cazadores de letras est-n aq–”

Luisa Valenzuela (argentina)
Desaparecido: “Se fue sin decir adiós y nunca más lo vimos. Se fue sin cerrar la puerta. La cerraron los otros de la primera patada”.

Raúl Brasca (argentino)
Cadáver: “Me senté en el umbral de mi puerta a esperar que pasara el cadáver de mi enemigo. Pasó y me dijo “hasta mañana”. Con tal de no dejarme en paz, sigue penando entre los vivos”.

Augusto Monterroso (mexicano)
El dinosaurio: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.

Juan José Arreola (mexicano)
Cuento de horror: “La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de sus apariciones”.

Jorge Luis Borges (argentino)
El adivino: “En Sumatra, alguien quiere doctorarse de adivino. El brujo examinador le pregunta si será reprobado o si pasará. El candidato responde que será reprobado…”

Julio Cortázar (argentino)
Amor: “Y después de hacer todo lo que hacen, se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son”.

Marco Denevi (argentino)
Helena y Melenao: “Helena jamás volverá junto a Menelao. Un marido que para vengar su honor complica a tanta gente y a tantos dioses demuestra que tiene más amor propio que amor”.

David Lagmanovich (argentino)
Mensaje a la madre: “No quiero verte como eres, sino como te veía cuando lo eras todo para mí”.

Orlando Romano (argentino)
Guerra total: “Mutilaban a las mujeres más hermosas de sus enemigos para que no les aventajasen en el arte de la poesía”.

Juan Romagnoli (argentino)
“Tras la operación facial, vuelve a preguntar quién es la más bella. El espejo no responde desde que dejó de creer en los cuentos de hadas”.

Micros al Oeste. Jornada de Microficción

El sábado 27 de octubre, a las 18:30 hs., se llevará a cabo la II Jornada de Microficción “Micros al Oeste”, en la Biblioteca Municipal de Morón “Domingo Faustino Sarmiento”, Brown 763.

Leerán los escritores:
Giselle Aronson
Martín Gardella
Alexandra Jamieson Barreiro
Luis Lhooner
Gilda Manso
Ana Ojeda
Martín Palacio Gamboa
Juan José Panno
Juan Romagnoli
Fabián Vique

Entrada libre y gratuita

Minicuentos eróticos con un toque de humor. Parte V

Moreno Sanz, David
La princesa, picarona, señaló hacia la entrepierna en gesto claro de dónde debían besarla si querían despertarla.

Moreno Sanz, David
La estudiante de arquitectura se sorprendió al ver la columna jónica que escondía el profesor entre sus piernas.

Moreno Sanz, David
POSTURAS OCULTAS
El misionero perdió la fe cuando descubrió la geometría de las matemáticas concentrada en ese número 69.

Moreno Sanz, David
PINOCHO
En la cama, las damiselas a mentir le animan cuando descubren que no es la nariz lo que le crece cada vez.

Mercado, Leo
EFECTIVIDAD
Cuando le dije que quería llegar al fondo del asunto, automáticamente se sacó la ropa y abrió las piernas.

Fernández, Carolina
BELLA DURMIENTE
Cuando el décimo príncipe culminó su faena erótica sin éxito, la Reina confesó al Rey: “Viejo, para mí que ésta se está haciendo la dormida”

Fernández, Carolina
EFECTOS
La esposa de aquel actor de filmes de terror prefiere que su marido no tome Viagra; le produce un efecto sobrecogedor.

Fernández, Carolina
MANO
Ese artista tiene un arsenal de reglas y esténciles, pero para el dibujo erótico nada le resulta mejor que la mano alzada

Zárate, Omar Julio
ULISES CANSADO
Para cuando Ulises terminaba de buscar a Penélope debajo del tejido, se le habían pasado las ganas.

Zárate, Omar Julio
MINERO
El minero regresó temprano a su hogar. Al llegar, su mina estaba siendo horadada.

Zárate, Omar Julio
DESCARTE
-Vamos por el quinto- dijo ella y me descartó indecorosamente, junto a otros tres tipos.

Zárate, Omar Julio
GLOBOLOGÍA
Hastiado de las muñecas, el payaso aprovechando sus conocimientos en globología se dedicó a la zoofilia inflable.

Ficher, Henry
AMOR A DISTANCIA
El celular vibró una, dos, tres veces. “No pares, mi amor”, dijo la niña, mientras ponía el artefacto entre sus piernas.

Romagnoli, Juan
ATRACCIÓN
Cuando la azafata ingresa a la cabina, el comandante se pone en pelotas automático.

Romagnoli, Juan
DESEO
Tras hacer el amor salvajemente, toda la noche, me dijo: “¡Sos un genio!” Y me guardó de nuevo en la lámpara.

Romagnoli, Juan
EFECTO COLATERAL
Tu gusto tiene el tamaño busto para mi justo. Bueno, es que me dejaste un poco mareado.

Romagnoli, Juan
ACTO FOLLADO
¡No es lo que vos pensás! Estuvimos toda la noche sólo riéndonos a horcajadas.

Romagnoli, Juan
DOMINGOS
Arrancamos el día al galope. Por la tarde, montamos. En la noche, a seguir cabalgando. Jornadas hípicas, les decimos.

Ugalde, Héctor
TODAS LAS POSICIONES DEL KAMASUTRA
Compran el Kamasutra; deciden probar.
De frente, de lado, acostado.
Finalmente prefieren la tradicional: el libro vertical en el librero.

Ugalde, Héctor
HOY NO…
“Hoy no mi amor. No estoy de humor”.
El esposo, triste, se quita lentamente el traje de payaso…

Sin título

Romagnoli, Juan

Tras la operación facial, vuelve a preguntar quién es la más bella. El espejo no responde desde que dejó de creer en los cuentos de hadas.

Tomado de @jromagnoli.

Muñecos

Romagnoli, Juan

La niña juega sola en su cuarto. Ubica una pareja de muñecos en los pequeños sillones de su casita de madera. Tararea una canción alegre. Acomoda el vestidito de ella y la ropa diminuta de él.
Luego deja de cantar y simula una irrupción por la puerta principal de la casita: Dos soldados de colección, de su hermanito, desparraman los muebles de juguete. Los maneja con brusquedad. Susurra órdenes. Coloca capuchas ínfimas, que cosiera su abuela, en las cabezas de su pareja de muñecos, y los hace salir a todos por la misma puerta.
La madre llama a cenar. La niña devuelve a su lugar los juguetes del hermanito y acomoda la casita de madera. Sin demora, se asea las manos en el lavabo y desciende las escaleras. No sea cosa que haga enojar a su padre.

Huesos

Romagnoli, Juan

El viejo alpinista resbala y cae, por una grieta, al interior de una caverna.
Está oscuro. En el silencio ciego intuye galerías. Quiere caminar y tropieza. Avanza con lentitud. Más adelante descubre huesos, probablemente humanos. Imagina una lucha terrible, quizás entre espadas.
Busca orientarse. Gatea. Encuentra lo que supone una raíz, o una cuerda. La sigue y finalmente da con la salida.
A contra luz se recorta la figura de una muchacha. Apuntando hacia el interior de la caverna, ella pregunta:
-¿Eres tú, Teseo?

Universos ínfimos. Macedonia Ediciones: Morón, 2011.

Duda

Romagnoli, Juan

Daniel se pregunta, una y otra vez, qué es la realidad, mientras intenta esconder, debajo de la cama, los objetos robados en sus persistentes sueños de cleptómano.

Universos ínfimos. Macedonia Ediciones: Morón, 2011.